EN LA PAMPA SE INSCRIBIERON TRES FRENTES ELECTORALES.

Política 14 de junio de 2019 Por
Se cerraron con tranquilidad cada una de las alianzas electorales que participarán de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) y luego en las generales del 27 de octubre. A partir de las elecciones provinciales de mayo, que adelantaron el escenario electoral, no hubo especulaciones en los armados de las alianzas.
FRENTES ELECTORALES

Los tres frentes que se inscribieron en la provincia son: Frente de Todos, Juntos por el Cambio y Frente de Izquierda y los Trabajadores-Unidad. En la competencia provincial, se pondrán en juego dos bancas de diputados nacionales, las que hoy ocupan el justicialista Sergio Ziliotto, gobernador electo de La Pampa, y el radical Daniel Kroneberger.

Consenso.
El Frente de Todos La Pampa está conformado por el Partido Justicialista, Frente Renovador, Nuevo Encuentro y Partido Humanista, en sintonía con el frente provincial (Frejupa) que llevó a Ziliotto a la gobernación a partir de 2019. No se sumaron formalmente Patria Grande y Partido Comunista porque no tienen personería jurídica federal aunque adhieren a la alianza que lidera el justicialismo.
«Se acaba de conformar la alianza y ahora todas las personas que quieran presentarse como candidatos pueden hacerlo. En las PASO 2017 participaron cinco listas y ahora tienen la posibilidad. Tenemos diez días para seguir consolidando acuerdos», manifestó el ministro de Gobierno y apoderado del PJ, Daniel Bensusán.
Después de inscribir la alianza en la Justicia federal, el dirigente del PJ agregó que «fueron importantes los acuerdos políticos que se hicieron en las elecciones de mayo y ahora se repiten» para la conformación del frente que apoyará la fórmula presidencial de Alberto Fernández y Cristina Fernández, del PJ nacional.
Por otro lado, Bensusán dijo que no considera hoy una candidatura diputado nacional encabezando la lista provincial de Frente de Todos y resaltó que «los nombre surgirán del consenso entre los distintos espacios, pero hoy por hoy no están definidos».
Lilia Caimari, diputada electa del Frente Renovador, dijo que Sergio Massa «nos pidió primero que armáramos y después nos pidió que arreglemos con (el gobernador) Verna» y advirtió que «es necesario apoyar a la fórmula Fernández-Fernández porque no estamos de acuerdo con la política de Macri que beneficia a los que más tienen».

Ex Cambiemos.
El presidente del PRO, Martín Ardohain, fue el encargado de inscribir a la alianza Juntos por el Cambio, que antes se llamaba Cambiemos y que busca la reelección del presidente Mauricio Macri con Miguel Pichetto, como compañero de fórmula. El frente está integrado por la UCR, el Partido del Frente, el MID, el Mofepa y el GEN.
«Es una satisfacción que se haya ampliado Cambiemos», destacó el dirigente sobre la inclusión de Pichetto en la fórmula presidencial. Curiosamente, analizó que así «una parte importante del justicialismo acompaña a este proyecto nacional y para nosotros es fundamental».
Consultado sobre las candidaturas a diputado nacional y los nombres que surgieron desde el PRO, explicó que «hay muchos candidatos en el frente y vamos a tener diez días para charlar. Esperamos llegar a una lista de consenso pero si no se puede, iremos a interna».
El empresario y delegado local de Trabajo, Luis Bertone, y el diputado provincial Maximiliano Aliaga, ya manifestaron sus intenciones de jugar la PASO, mientras que enfrente, por el radicalismo, se lanzó Martín Berhongaray, actual legislador. Actualmente, la UCR tiene una banca y pretende retenerla, aunque para ello será importante no dividir los votos ante el PRO en la interna y mantener la unidad de mayo, cuando Kroneberger se impuso por un margen abultado a Carlos Mac Allister.
En la UCR, plantean que el contundente triunfo de Kroneberger los pone con mayores chances para quedarse con la PASO. «La última elección les da la razón, tuvieron un éxito contundente pero eso no quiere decir que no podamos presentar candidato y que no seamos una parte importante del frente», señaló.

La izquierda.
También se inscribió para competir en las elecciones nacionales el Frente de Izquierda y los Trabajadores-Unidad está conformado por el Partido Obrero (PO), el Partido de los Trabajadores Socialistas e Izquierda Socialista y el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST), en sintonía con el espacio que lleva a nivel nacional la fórmula presidencial de Nicolás del Caño y Romina del Plá.

Adhesión del Socialismo
El Partido Socialista (PS) presentó una adhesión en la justicia federal de La Pampa de su boleta de diputados nacionales con la fórmula presidencial de «Consenso 2030», a donde están el ex ministro Roberto Lavagna y el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey. La presentación fue realizada por el apoderado socialista Rodrigo Lofvall. Aunque por ahora nadie se anima a confirmarlo, el diputado provincial Luis Solana encabezaría la lista del PS para diputados nacionales.

«El desafío es romper la polarización»
Luciano González aseguró ayer que el desafío del Frente de Izquierda de los Trabajadores en las elecciones legislativas y presidenciales es «romper con la polarización» y resaltó que por primera vez se inscribió el FIT en la provincia con el objetivo de «construir un tercer polo político que represente a los intereses de los trabajadores».
«Estamos armando un polo de izquierda en este escenario de gran polarización política entre las dos principales coaliciones», afirmó González del Partido Obrero, resaltando la adhesión «casi el 90 por ciento de los partidos de izquierda del país» al FIT.
«El Frente de Izquierda viene desde 2011 aglutinado a los tres principales partidos de izquierda y ahora se han sumado partidos menores. La particularidad es que se sumó el MST, en la necesidad que los trabajadores encontremos en el campo electoral un polo político que se diferencia con el resto de las coaliciones, porque consideramos que con el FMI no podemos a ningún lado», dijo.
Explicó que el organismo internacional «ahora viene por la reforma laboral y previsional» y señaló que desde la izquierda «a esta campaña la vamos a plantear como una tribuna de lucha contra esos intentos de la clase capitalista que gobierna el país, para hacer pagar a los trabajadores esta crisis con mayor penurias, sufrimientos y baja de salarios».
Sobre las fórmulas de Frente por Todos y Juntos por La Pampa, manifestó que «no es lo mismo, pero en vez de tensar como opuestos, tienden hacia el centro. La necesidad de Mauricio Macri de incorporar a Miguel Pichetto tiene que ver con el fracaso de su política y la necesidad de contar con algún sector del PJ que intente garantizar acuerdos o acercamientos con parte de los gobernadores».
González agregó que la incorporación de Alberto Fernández a la fórmula con Cristina Fernández como candidata a vicepresidenta «es una expresión de haber cedido a la presión del capital, por parte de CFK, de haber puesto a la cabeza a una persona vinculada a Clarín y con llegada a la Embajada norteamericana y que se presentó como un gran articulador del peronismo. Cristina buscó en Fernández alguien que la acerque al peronismo, al que hasta no hace mucho criticaba fervientemente».
-¿Desde la izquierda, cómo piensan romper esta polarización?
-Ese es el gran desafío, tratar de llegar a la población para manifestar que esta polarización es una polarización entre dos sectores políticos que representan a los intereses del empresariado, queremos construir un tercer polo político que represente a los intereses de los trabajadores.

La Arena.

Boletín de noticias