COSECHA RÉCORD DE MAÍZ EN LA PAMPA , LA PRODUCCIÓN LLEGO A 2,3 MILLONES DE TONELADAS

Agropecuarias 06 de julio de 2019 Por
La campaña 2018/19 significó para el maíz un récord histórico provincial, superando a la cosecha del 2015/16, cuando se levantaron 2,14 millones de toneladas. Con respecto a los rindes, las cifras oscilaron entre los 5.000 y 8.000 kilos por hectárea
MAIZ

Según un informe del Mercado de Cereales, basado en datos de la Secretaría de Agroindustria de la Nación, se estima que la campaña 2018-2019 de maíz con destino a grano comercial en La Pampa, tendrá un volumen generado en chacra al concluir la zafra de 2.300.000 millones de toneladas. De esta manera se superará el récord histórico de la campaña 2015/16 que obtuvo un ratio de 2,14 mill/Tn (observar cuadro anexo). Los números finales dan cuenta que se cosecharon 307.200 hectáreas y que, por la excelente humedad de las napas, hubo rendimientos de 70 quintales por hectárea en zona norte, mientras que en la zona sur los promedios son de 55 qq/ha.
Con casi el 100% trillado, la provincia tiene una proyección de producción muy elevada. El maíz es clave en la rotación al contribuir con el resultado económico de la empresa agropecuaria y el rinde de los otros cultivos. Ello se debe a que este grano comercial de verano es estratégico para la producción de rastrojos, del mantenimiento del balance de materia orgánica y del uso eficiente del agua.
Finalizando la campaña 2018/19 el volumen generado en chacra al concluir la zafra alcanzó un nivel inesperado y hasta advierten que puede ser mayor debido al alto porcentaje de humedad en los suelos ya que los que fueron sembrados de primera pero en forma tardía (contenido de humedad cercano a 18%-19%) serán cosechados a fines de julio.

Estimaciones impactantes.
Según el último informe de Agroindustria los trabajos de cosecha de cultivos tardíos en la zona de la delegación General Pico, se terminaron de ejecutar con bajo ritmo. Sucede que las lluvias de la primera quincena del mes pasado, y los altos porcentajes de humedad en plantas, producen y mantienen valores de humedad altos y no aptos para continuar con los trabajos de cosecha, pero se finalizaron durante la primera semana de julio. Con respecto a los rendimientos, los lotes cosechados son significativos. La mayor parte de estos lotes, con mediana y alta tecnología, registran rendimientos por arriba de los 80 qq/ha. El promedio está entre los 65 y 75 qq/ha. En los primeros días del mes de julio ha finalizado el secado de este cultivo en el área de la delegación Santa Rosa. Allí finalizó la trilla de primera de siembra temprana (septiembre, primeros días de octubre). Estos en su mayoría salieron húmedos (por ambiente) con 15-16% y rindes medios con base de 25 qq/ha (hijos de híbridos RR) a 55-60 qq/ha (híbridos).
El rendimiento de maíz está determinado por el número final de granos logrados por unidad de superficie, el cual es función de la tasa de crecimiento del cultivo alrededor del período de floración. Para el logro de rindes altos, como lo será la trilla de la campaña 2018/19, el cultivo de maíz requiere alta disponibilidad de nutrientes como los son el nitrógeno, fósforo y azufre; muchas veces deficitarios en los campos pampeanos por las recurrentes sequías, pero gracias a la interacción de un número importante de prácticas combinando las de insumos y manejo de la fertilización se han superado, sin dejar de resaltar que el clima fue propicio.
El precio del maíz en el mercado de Chicago se ubica en los U$S 165, de acuerdo al informe trimestral publicado por el Departamento de Agricultura de Estado Unidos (USDA), y ese precio se debe a lluvias sobre zonas productoras de granos gruesos, que ponen en riesgo la concreción de las siembras de la campaña 19/20 por los ingentes cambios meteorológicos que sufren los chacareros americanos y la guerra comercial con China.
En contraposición otro informe, publicado a fines de junio, generó desconcierto en los operadores del mercado de granos, ya que las estimaciones de siembra de maíz estadounidense son de 37,11 millones de hectáreas, apenas 440.000 hectáreas abajo de los 37,55 millones previstos cuando las lluvias restringieron las tareas de campo. Pese a que no figuraba en los pronósticos, con lo cual los precios volvieron a la baja, se espera que la volatilidad se mantenga.

Trilla maicera destacada.
La producción de maíz en gran parte de la región pampeana superó viejas épocas donde nunca más se pensó llegar y no precisamente por un crecimiento horizontal. En lo que refiere a cantidad de hectáreas sembradas se ha mantenido en el tiempo, pero también puede decirse que el incremento tampoco ha sido vertical (rendimiento en kilos por hectárea), sino por el contrario, ya que subió la cantidad de hectáreas cosechadas.
Fueron claves los rendimientos en los cuadrángulos noreste que tuvieron estados fenológicos excelentes tanto sea en General Pico, Bernardo Larroudé, Ceballos, Quemú Quemú e Intendente Alvear; al igual que en la zona de Rancul, Realicó y Trenel, debido al porcentaje elevado de humedad del cultivo (los de primera sobre rastrojos de soja fueron excelentes).
Con respecto a los valores de rendimientos, las cifras oscilaron entre los 5.000 y 8.000 kilos por hectárea. En la región de Pico, en tanto, se estima que el rendimiento promedio total del orden rondan los 7.450 kg/ha; mientras que para la zona norte los picos históricos fueron de 8.270 kg/ha. En cambio, para la cosecha en la delegación Santa Rosa, en los de primera, los rendimientos fueron relevantes, entre los 40-50 qq/ha para los híbridos. La suba de los precios alcanzó el nivel más alto desde los 172,33 dólares del 17 de junio de 2016. Esto no es buena noticia para quienes operan feedloots o ganadería de encierre y para quienes suplementen alimentación a base de granos, ya que al subir su costo el uso del maíz como «forraje» crece significativamente.

 
Juan José Reyes para La Arena

Boletín de noticias