FALLECIÓ ABEL TONDA, EL PRECURSOR DE "PADRES PREVENTORES", QUEDA SU LEMA "EL QUE TOMA, NO MANEJA"

Locales 11 de septiembre de 2019 Por
Jorge Abel Tonda falleció hace instantes a los 85 años. La noticia entristece a la comunidad de Realicó por su destacada labor en el ámbito institucional. Además de haber sido el impulsor de la Agrupación "PADRES PREVENTORES" luego de un luctuoso accidente que se cobrara la vida de jóvenes de nuestra región, fue Gerente del Banco Nación, presidió la Cooperativa de Obras y Servicios Públicos Realicó Ltda. (2002 / 2007) la Cooperadora del Hospital Virgilio Tedin Uriburu, fue Jefe del Aeródromo municipal e integrante de la Comisión Directiva del Aeroclub local, y tuvo una comprometida labor en la comunidad realiquense.
Tonda
Junto a su esposa, en ocasión de la visita del ex ministro de seguridad Tierno

En el año 2017, mas precisamente  el  18 de Octubre, el por entonces Ministro de Seguridad de la Provincia de La Pampa Juan Carlos Tierno, realizó en la Localidad de Realicó el Segundo Consejo Integral de Seguridad y al finalizar la jornada el Ministro visitó a  Abel Tonda  por su labor solidaria en Padres Preventores.

PADRES PREVENTORES "El que toma, no maneja"

Desde Octubre de 1998 y con la guía de Tonda,  más de 100 padres de la localidad se convocaron  para trabajar en materia de prevención de manera rotativa los días Sábados y Domingos ubicándose en los dos accesos del Pueblo para realizar controles de alcoholemia a la salida de las discotecas.

Siempre con el apoyo del Municipio y de la Policía de la Provincia de La Pampa, pudieron cumplir su objetivo por más de 10 años cuyo lema era cuidar a los jóvenes creando conciencia de que “el que toma, no maneja”.

El 2 de Septiembre de ese mismo año Abel Tonda fue reconocido por dicha tarea y aunque su salud que ya lo aquejaba no le permitió asistir, fue su hija Viviana Tonda quien recibió el certificado de reconocimiento. Desde el Gobierno pampeano siempre reconocieron la labor del realiquense que fue un disparador para que otras localidades tomaran conciencia y se pusieran en acción para prevenir los accidentes de tránsito generados por el consumo de alcohol en la juventud.

Durante la tarea de Padres Preventores los accidentes de esa índole se redujeron de manera notable y en diversas ocasiones quienes se comprometian en realizar la labor en la madrugada de los sábados y domingos contaban que hasta los mismos adolescentes se habían acostumbrado a detener su regreso, tomar el café que les ofrecían y agradecer el gesto de sentirse cuidado.

¡Hasta siempre Abel! Su obra queda en nuestra comunidad. Nuestras condolencias a su querida familia.

InfoTec 4.0

Boletín de noticias