DESPUÉS DE DOS AÑOS REABRIÓ "LA RECOVA"

Notas de Color 09 de septiembre de 2018 Por
Santa Rosa - Hay doce trabajadores en total, con tres mozos nuevos. “La gente estaba ansiosa y tenía bronca, querían que se reabra lo antes posible”, dijo Corredera. 

Finalmente, la histórica esquina de Santa Rosa -Yrigoyen y Avellaneda- se encontró iluminada, luego de dos años de oscuridad. La emblemática confitería de la capital pampeana, “La Recova”, reabrió ayer por la tarde, después de un desgastante proceso judicial con la municipalidad. 
No hubo ningún evento especial para celebrar este nuevo comienzo. Suficiente con abrir luego de la clausura, y en medio de una situación económica delicada para los bares en general. Pese a esto, durante el tiempo que estuvo un equipo periodístico de LA ARENA en el lugar, se observó una concurrencia importante, si se tiene en cuenta la disminución de las salidas de las personas a las confiterías. 
“La Recova” inició con algunos cambios. Por ejemplo, modificaron el piso, hay nuevos letreros luminosos y se arreglaron los baños. “Lo hemos modernizado, pero la atención es la misma, es un bar clásico”, dijo el dueño, Antonio Corredera, en diálogo con un cronista de este diario. 
Por ahora, funcionarán todos los días, de lunes a lunes, de mañana y de tarde. Van a tantear la situación económica, evaluar el termómetro social, y en base a eso decidirán si siguen con este esquema, o, por ejemplo, los domingos por la mañana cierran. 
En total, hay doce trabajadores: seis permanecen de la vieja camada, y otro seis son nuevos. Entre ellos, hay tres mozos que por primera vez atenderán en esta confitería, uno de los cuales dejó su anterior trabajo, porque “venir acá es como jugar en primera”. 
Este hombre tiene 38 años, hace 15 años trabaja de mozo, y antes de estar en el bar de La Terminal, había estado en La Capital. Ahora, cuenta, están haciendo una “renovación”, y por tal motivo aprovechó para desempeñar sus habilidades en el histórico bar de la esquina de Yrigoyen y Avellaneda, que lleva 32 años de existencia.

LA RECOVA 2
“La gente tenía bronca”.

El dueño del emblemático bar se mostró aún resentido por estos últimos años de “pelea” con la municipalidad, y destacó que la gente estaba “ansiosa” por la reapertura. “Ha sido una lástima, porque cualquiera que pase puede ver que está lleno. La gente estaba ansiosa, y ha sido una lástima lo que ha hecho la municipalidad, porque prácticamente erradicó el lugar del centro, y fue realmente una mala política”, expresó Antonio Corredera en conversación con LA ARENA.
Además, señaló que “igual estamos acá, trabajando, y ahora Santa Rosa parece una ciudad, pero se han perdido dos años. La gente tenía bronca porque no tenía su lugar para ir, querían que se abriera lo antes posible”, manifestó el comerciante. 
Consultado por los gastos y la situación económica, Corredera respondió que “estaba entretenido en tratar de abrirla, no sé cual será el gasto. Sin embargo, ahora vamos a abrir los domingos a la mañana también, y ver de qué manera nos va”.