LOS DETALLES DE LA TRIPLE MUERTE QUE CONMOCIONÓ A LOS PAMPEANOS.

Policiales 07 de octubre de 2018 Por
¿Qué se sabe hasta el momento de la triple muerte que conmociona a la provincia?
20181007_115114

Según fuentes del caso, el guardiacárcel José Pablo Martínez (43 años, de Santa Rosa) alquilaba un departamento ubicado en la planta baja del complejo. Vivía solo y ya no soportaba los ruidos molestos de sus vecinos. Sus vecinos que vivían en un departamento de la planta alta eran tres policías federales, de entre 20 y 21 años de edad.

Ayer, a las 20, se organizó una fiesta en el departamento de arriba. Hubo entre cinco o seis federales. Uno de los tres que alquilaban no participó. Se había ido de viaje. Otros dos estuvieron en la celebración.

Cerca de las 2 de la madrugada, solo quedaron dos. Los otros se retiraron. Algunos fueron a sus casas y otros al boliche bailable. Gabriel Díaz (subinspector, de 21 años y oriundo de Tucumán), uno de los que alquilaba en el lugar, se quedó en compañía de David Garnica.

El ataque ocurrió alrededor de las 3 de la madrugada. Según se está determinando en las autopsias, el guardiacárcel atacó a los federales con su escopeta 12/70 -de un solo tiro- en el comedor.

Primero le disparó a Garnica, de espalda. Este se encontraba indefenso: no había llevado la pistola. Herido, alcanzó a correr hasta el dormitorio. Cayó casi debajo de una cama.

En tanto, el guardiacárcel recargó la escopeta y avanzó hacia el dormitorio. El otro federal, con su pistola 9 mm que tiene una capacidad de 17 bajas, hizo 12 disparos y alcanzó a herir al atacante. Pero fue ultimado, también de espaldas. Luego el penitenciario, herido en la zona del estómago, se retiró a su departamento. Allí se pegó un tiro en el pecho y murió.

Hubo en total unos 16 disparos -12 con una de las pistolas y entre 3 y 4 de la escopeta-. Los fallecidos fueron identificados como los policías federales Gabriel Díaz (21 años) y David Garnica (20 años) y el penitenciario José Pablo Martínez (43 años)

Los vecinos, sorprendentemente, no dieron mayor importancia a los disparos. Recién a las 6 fueron encontrados los cuerpos. Los halló el amigo de los federales, cuando regresó al complejo habitacional. Venía del boliche bailable.

Los investigadores secuestraron tres armas: la escopeta del guardiacárcel y dos pistolas 9 mm. De estas últimas, solo se accionó la 9 mm de Gabriel Díaz. Otra, del joven que se había retirado al boliche, se encontraba guardada en un armario. ¿Y el arma de Garnica? Se presume que está en su departamento de la calle Perú. En las próximas horas se allanaría el lugar en búsqueda de esa arma.

Diario Textual