HILARIO LAGOS: REYNALDO YAPUR... SU FALLECIMIENTO

A los 89 años el 3 de Enero falleció Reynaldo Rabel Yapur, descendiente de una familia reducida, aunque , si bien en su soledad familiar innumerables amigos fueron parte de su entorno en gran parte de su vida.
INGRESO

Desde temprana edad supo ganarse la vida,dignamente trabajando, desde muy joven  ingresó al Correo Argentino, como cartero, afirmando allí su gran responsabilidad heredada de la educación de sus mayores  y la que la propia  Institución exigía en aquellas épocas donde la seriedad del Correo destacaba a  quienes trabajaban siendo un verdadero honor pertenecer a esa repartición estatal.
Reynado, fue un defensor y luchador para mantener la Oficina de Correos en Hilario Lagos, para que no la transformaran en una simple estafeta, vendiendo estampillas y casillas de correo, siempre le imprimió respeto a quienes asistían o a quienes asistía ya como Jefe de Oficina, los giros postales, los telegramas, o la gran cantidad de encomiendas o cartas que llegaban por ferrocarril, entregarlas rápidamente era para él  una enorme responsabilidad.
Hace muchos años ya jubilado como Jefe de Correo, nunca descansó, su espíritu trabajador lo llevó a la actividad comercial y hasta rural, supo desde muy abajo ganarse la vida y tener un muy buen pasar económico.
Y lo que es tan importante, del pasar como honorable  vecino de este "TURCO" YAPUR, como lo llamaron siempre, su participación en las instituciones, miembro por años de la Cooperadora Escolar, en la que casi siempre manejó las finanzas con absoluta responsabilidad, habiendo discutido con integrantes por unos pocos centavos, Reynaldo, no tenía hijos pero igual se brindó a la Escuela, como lo hizo con el Club Aguas Buenas y otras instituciones en las que dejó su sello de responsabilidad.
Muchísimas anécdotas nos deja este querido "Turco" al que por siempre la comunidad lo recordará y muy bien. Se fue ha descansar, dejando un ejemplo de trabajo, responsabilidad, austeridad y participación institucional, ello quedó demostrado en los numerosos vecinos que lo acompañaron a su destino final en donde fue despedido con un prolongado aplauso.

Boletín de noticias