PARERA: EL DESESPERADO PEDIDO DE AUXILIO DE UNA MADRE: "AYUDA ES LO ÚNICO QUE PIDO!!!..."

Regionales 12 de enero de 2019 Por
Esta mujer oriunda de Parera ya no sabe cómo sobrellevar la situación, su hijo es víctima de las adicciones, las cuales lo llevan a delinquir de manera reiterada, encontrar una salida al problema se ha vuelto su motivo de lucha.
625f73b6-e19e-4688-bf10-b9568a0bdcaf
Marita Morales

María Morales o "Marita" como todos la conocen es una joven mujer viuda, madre de seis hijos, y cría a uno de sus nietos (hijo del muchacho).

Su hijo Emanuel desde su temprana adolescencia comenzó a cometer hechos delictivos de manera reiterada, los cuales debido a su corta edad no le originaron problemas del tipo legal, condición que llevó a que la situación se fuera agravando, el muchacho siguió su raid delictivo, haciendo oídos sordos a las súplicas de su madre, luego con el paso del tiempo formó pareja y desde hace algún tiempo convive con ella, lejos ya del control de su madre, la cual se ha convertido en víctima de sus robos al igual que sus hermanas, incluso una de ellas cansada ya de la agobiante situación a la que el muchacho las expone, publicó los hechos en su red social.

1

máquina

En una nota manuscrita que nos hizo llegar a la redacción de InfoTec 4.0, la mujer relata el calvario por el cual está atravesando, allí textualmente consigna: "Uno de mis hijos, hoy ya de 18 años aún sigue robando, antes era menor y no podían hacer mucho, o sea casi nada porque era menor, hoy es mayor y tampoco pueden hacer nada. El día 8 de enero entró a mi casa y me robó una suma de dinero, la cual tenía para pagar una cuenta, en horas del mediodía me acerco a la comisaría del pueblo para hacer la respectiva denuncia, y si me la tomaron, y me dijeron que lo iban a buscar, y que iba a quedar detenido, cerca de las 21 lo detuvieron pero a la mañana siguiente quedó en libertad por orden de la fiscal."

"Pregunto: ésto es así?, En el transcurso de estos años robó reiteradas veces, y pasaba lo mismo porque era menor, ahora es mayor y sigue pasando lo mismo. Qué tengo que hacer? dejar que siga robando y callarme la boca?..." se pregunta la atribulada mujer que hasta el momento no ha encontrado ayuda por parte de la justicia ni de ente oficial alguno que le ayude con su hijo, para que cese su accionar delictivo y pueda controlar el consumo de sustancias. Afirma que buscó ayuda de la policía, incluso viajó a General Pico, recorrió distintas comisarías, fiscalías, pero hasta ahora nadie le tendió una mano para encontrar un camino de solución.

El muchacho viene realizando de manera reiterada robos y hurtos en la localidad, la mayoría de las veces la policía logra recuperar los elementos sustraídos, y las víctimas quizás por miedo o por evitar el trastorno de tener que concurrir a cumplir distintos pasos procesales ante la justicia no realizan las denuncias, cosa habitual en los pueblos donde todos nos conocemos, lo que permite que siga delinquiendo, la mujer pide de manera directa que los damnificados denuncien para que la justicia pueda actuar y así frenar ésto antes de que ocurra algo peor.

Marita pide ayuda a gritos, ruega que su comunidad la ayude "Gente del pueblo, vecinos, amistades, familia, por qué nos tenemos que callar ante estas situaciones?..., lo vemos robar y miramos para el otro lado, también consumiendo sustancias y nada pasa, tomando bebidas alcohólicas en la plaza, parques, lugares públicos, y cruzamos la calle o la vereda y "no vemos nada", o no lo vimos, y así estamos todos los días, PARERA es un pueblo chico, por qué no nos ayudamos para no tener que lamentar después".     

La desesperada mujer le dedicó un párrafo de su nota a su hijo, afirmando: "Emanuel, a vos te digo hijo como tantas veces, TE AMO y quiero lo mejor para vos, no quiero que estés preso, siempre quiero lo mejor pero no dejás ayudarte, ahora le pido a las amistades, conocidos, que le brinden ayuda para que termine sus estudios y que tenga un trabajo digno, que ayude a su mujer y mantenga a sus hijos...... AYUDA ES LO ÚNICO QUE PIDO!!!" finaliza el dramático texto.

4a8cd92e-d3db-4393-87cf-7cb7230b5d64

864f2b8d-43e7-4e5e-930a-0fe3e5ea5ae4



Boletín de noticias