SE CUMPLIERON HOY 206 AÑOS DE LA BATALLA DE SAN LORENZO

Nacionales 03 de febrero de 2019 Por
La batalla de San Lorenzo, en el recuerdo de San Martín “El valor de las tropas a mi mando los hace acreedores a los respetos de la Patria”, escribió San Martín en una carta dirigida al Triunvirato.
Batalla_de_San_Lorenzo_por_Villanueva

Como nos hicieron cantar de chicos, cuando Febo asomó el 3 de febrero de 1813, unos 250 realistas, apoyados por 11 naves con su artillería, desembarcaron para dedicarse a saquear lo que estuviese a su paso. Pero esta vez la población no estaba indefensa, y el ataque envolvente ordenado por San Martín los obligó a reembarcarse.

El escueto parte del coronel al Triunvirato es claro: “Exmo. Señor: Tengo el honor de decir a V.E., que el día 3 de febrero los granaderos de mi mando en su primer ensayo han agregado un nuevo triunfo a las armas de la patria. Los enemigos en número de 250 hombres desembarcaron a las 5 y media de la mañana en el puerto de San Lorenzo y se dirigieron al colegio de San Carlos".

"En dos divisiones de a 60 hombres cada una, los ataqué por derecha e izquierda; hicieron una esforzada resistencia, sostenida por los fuegos de los buques, pero no capaz de contener el intrépido arrojo con que los granaderos cargaron sobre ellos sable en mano; al punto se replegaron en fuga, dejando en el campo de batalla 40 muertos, 14 prisioneros, de ellos 12 heridos, sin incluir los que se desplomaron y llevaron consigo, que por los regueros de sangre que se ven considero mayor".

"Dos cañones, cuarenta fusiles, cuatro bayonetas y una bandera que pongo en manos de V.E., y la arrancó, con la vida, al abanderado el valiente oficial don Hipólito Bouchard. De nuestra parte se han perdido 26 hombres, 6 muertos y los demás heridos. De este número son el capitán don Justo Bermúdez, y el teniente don Manuel Díaz Vélez, que cayó este recomendable oficial en manos del enemigo".

"El valor e intrepidez que han manifestado la oficialidad y tropa de mi mando los hace acreedores a los respetos de la patria y atenciones de V.E.; Seguramente el valor y la intrepidez de los granaderos hubiera terminado en este día de un solo golpe las invasiones de los enemigos en las costas del Paraná si la proximidad de las bajadas, que ellos no desampararon, no hubiera protegido su fuga; me arrojo a pronosticar que este escarmiento será un principio para que los enemigos no vuelvan a inquietar a estos pacíficos moradores.

Dios guarde a V.E. muchos años. San Lorenzo, febrero 3 de 1813”. José de San Martín 

En una nota del 27 de febrero, San Martín le pidió al Triunvirato que atendiera la situación de las viudas y las familias de los caídos, un deber que los funcionarios públicos no respetaban puntualmente.

El lenguaje y el contenido del pedido de San Martín, en el que vuelve a recordar a los héroes de la jornada, no son los habituales y hablan de su profundo humanismo: “Como sé la satisfacción que tendrá V.E. en recompensar a las familias de los individuos del regimiento, muertos en la acción de San Lorenzo, o de sus reclutas, tengo el honor de incluir a V.E. la adjunta relación de su número, país de nacimiento, y estado. No puedo prescindir de recomendar particularmente a V.E., a la viuda del capitán Justo Bermúdez, que ha quedado desamparada, con una criatura de pecho, como también a la familia del granadero Juan Bautista Cabral, natural de Corrientes que, atravesado con dos heridas, no se le oyeron otros ayes que los de ‘Viva la patria, ¡muero contento por haber batido a los enemigos!’; y efectivamente a las pocas horas falleció, repitiendo las mismas palabras.” Como se ve, el jefe vencedor no les dejaba alternativas a las autoridades porteñas.

Citas: 1. Parte del combate de San Lorenzo, publicado en la Gazeta Ministerial, el 5/2/1813, reproducido en Bartolomé Descalzo, La acción de San Lorenzo, Instituto Nacional Sanmartiniano, Bs.As., 1948, pág. 19-23. El canje de José Manuel Díaz Vélez se efectuó, pero a raíz de las heridas recibidas en San Lorenzo, murió en Buenos Aires en mayo de ese año.

Autor: Felipe Pigna