CADA VEZ SE VENDE MÁS “LECHE” QUE NO ES LECHE (¿PUBLICIDAD ENGAÑOSA O JUGAR AL FILO DE LO LEGAL?)

"Alimento lácteo… con el 1% de materia grasa". Eso se lee -bien pero bien chiquito- en los envases de estos productos que tienen casi la mitad del valor proteico y el doble de grasas saturadas que un yogur o leche. Una situación similar se da con algunos quesos. Desde el Centro de Almaceneros dicen que del total de consumo de leche, alrededor del 8% se corresponde a estos productos, que en su packaging simulan ser lo que no son, a un precio entre 30% y 60% menor que el valor de los productos reales. Ven con preocupación que no se advierte a consumidores sobre las calidades nutritivas de estos productos. En países vecinos ya hubo multas millonarias en casos similares por publicidad engañosa.