El policía envenenado Gabriel Páez Albornoz se presentó como querellante

Judiciales 21 de octubre de 2021 Por INFOTEC 4.0
El policía Gabriel Páez Albornoz se presentó como querellante en la causa judicial en la que se imputa a su pareja, Yanina Coronel, por el envenenamiento con un batido que le produjo graves lesiones que lo mantuvieron al borde de la muerte y en terapia intensiva durante varias semanas. No prestó declaración testimonial.
policia envenenado

El policía Gabriel Páez Albornoz se presentó como querellante en la causa judicial en la que se imputa a su pareja, Yanina Coronel, por el envenenamiento con un batido que le produjo graves lesiones que lo mantuvieron al borde de la muerte y en terapia intensiva durante varias semanas.

El uniformado -ya recuperado- se entrevistó este jueves con el fiscal Oscar Cazenave.  Fue una entrevista formal haciendo uso de sus derechos, como víctima. El policía se constituyó como querellante en la causa, según confirmaron fuentes tribunalicias. No prestó declaración, algo que está previsto para más adelante, solo fue una entrevista técnica.

La fiscalía sigue avanzando en la hipótesis de un intento de homicidio por parte de Coronel. La mujer está  detenida con domiciliaria, acusada de haber querido envenenar a su pareja. 

Por otra parte, la justicia dictó en los últimos días una restricción de acercamiento por 120 días del policía hacia su pareja Yanina Coronel y el hijo que tienen en común, luego de que fueran expuestas judicialmente las situaciones de violencia de género de las que la mujer denunció haber sido víctima.

La mujer afirmó en una entrevista exclusiva que nunca manipuló el tóxico que su pareja consumió en un licuado y que lo dejó al borde de la muerte.

En la investigación judicial se la acusa de haber puesto una fuerte dosis del insecticida "metomil" en un licuado que le preparó a Páez Albornoz, que seguía una especie de dieta para sus ejercicios con pesas. Ella niega esa acusación e incluso asegura que también probó la bebida antes de dársela.

Durante la última audiencia que tuvo la causa, el pasado jueves 7, a Coronel le ratificaron el arresto domiciliario por otros 45 días: su defensor no se opuso a esa medida. Enfrenta una gravísima acusación y podría recibir una condena de 10 años de prisión.

La joven de 31 años cumple la detención en su domicilio, ya que tiene un hijo a cargo, fruto de su relación con Páez Albornoz. Tiene una pulsera de control.
 

Boletín de noticias