Una mujer teme por la liberación de su agresor

Provinciales 12 de marzo de 2021 Por INFOTEC 4.0
El último ataque se produjo hace casi un mes y Fernanda Garialdi radicó la denuncia. El agresor fue formalizado y la prisión preventiva venció en el día de ayer.
fernanda giaraldi

General Pico (Agencia) - Una nueva víctima de violencia de género salió públicamente a pedir ayuda ante la liberación de su agresor. "Tengo miedo que me mate", reiteró la mujer que a mediados de febrero fue atacada con un cuchillo y su expareja permanecía con prisión preventiva hasta ayer.

Se trata de Fernanda Viviana Garialdi, quien en las últimas horas decidió hacer público su reclamo por el temor a represalias del hombre con el que convivió por ocho años. Su caso es similar al de Romina Regis, la docente de Caleufú que obtuvo protección del Estado luego que el caso se instalara en la sociedad pampeana, aunque la situación es comparable a la de cientos de mujeres que sufrieron violencia, denunciaron y lograron poner tras las rejas (con pena o prisión preventiva) a su agresor, y ante la inminente liberación conviven con el terror a la venganza que, en muchos casos, se traduce en muerte.

El hecho

El hecho ocurrió el pasado 18 de febrero en una casa del barrio Carlos Berg, donde la víctima convivía con su expareja, una hija en común de 4 años y un adolescente de 18, hijo de una relación anterior de Garialdi.

Según contó la víctima, ya hacía cuatro años que sufría agresiones por parte del hombre, la mayoría vinculadas al consumo de alcohol, como lo había hecho ese día durante la tarde y, al llegar la hora de la cena, el blanco de los ataques fue el adolescente de 18 años.

Garialdi relató que el agresor atacó con un cuchillo de mesa a su hijo, le tiró una puñalada, y en el segundo intento la mujer se interpuso y recibió un puntazo en el pómulo izquierdo, muy cerca del ojo. La víctima convocó a la Policía, mientras el hombre escapó del lugar en auto, pero a un par de cuadras del lugar, en la esquina de 9 y 44, perdió el control del Renault 19 que conducía y lo chocó. El conductor quedó inmovilizado y la Policía lo demoró en la misma esquina.

Denuncia

La mujer decidió que ese sería el último ataque por parte de su expareja, por lo que radicó la denuncia en sede policial y la ratificó en Fiscalía, desde donde solicitaron la formalización de investigación y se le impuso prisión preventiva, que vencía en el día de ayer. El agresor no contaba con antecedentes penales.

"Él sale este jueves y yo lo que quiero es que no me moleste, quiero vivir tranquila", pidió Fernanda Garialdi, para ratificar luego que "yo tengo miedo que me mate".

La mujer insistió en que "ese miedo está, cierro con candado las puertas y no duermo de noche". Y aseguró que "es una persona muy vengativa, él un día me dijo que si yo lo mandaba preso por algo, cuando saliera me iba a hacer cagar".

La mujer insistió en que "creo que esto no va a quedar así". Y agregó: "Conociéndolo como es, capaz que un tiempo se cuide, pero cuando vuelva a tomar no sé lo que va a pasar".

Garialdi trabajaba junto a su expareja en albañilería, pero desde lo ocurrido hace casi un mes subsiste con la ayuda de su familia. Además, tiene "miedo" de salir a trabajar y dejar solos a sus hijos.

El agresor va camino a un acuerdo de juicio abreviado, del que es probable que no resulte condenado con prisión efectiva, ante la carencia de antecedentes. Esta situación es la que atemoriza a su expareja. "Yo quisiera que lo tengan con arresto domiciliario, que esté guardado en alguna casa", reclamó su víctima.

Gentileza: El diario

Boletín de noticias