Confirmaron que el niño de 4 años tenía "signos de violencia"

Provinciales 18 de junio de 2022 Por Infotec 4.0
El jueves por la tarde una docente del JIN de la Escuela 27, en el barrio Butaló, en la intersección de Las Jarillas y Unanue, sufrió una golpiza por parte de la madre de un alumno de la institución, que presentaba signos de violencia.

La progenitora agredió físicamente a la docente por haber activado el protocolo por presunta violencia infantil.

Fuentes del Ministerio Público Fiscal, le dijeron a La Arena que "el informe médico constató que el nene presenta signos de violencia física", aunque descarto marcas que coincidieran con quemaduras de cigarrillos, algo de lo que los testigos habían hablado en un primer momento.

Asimismo, indicaron que la jueza de control Florencia Maza, "estimó prudente el pedido que hizo fiscalía de una restricción de acercamiento -de la madre hacia el niño- de 10 días, hasta tanto los organismos del Sistema Integral de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes se expidan".

Y agregaron que pasa saber si se le tomará declaración al niño en Cámara Gesell, "es algo que se va a evaluar durante la semana próxima, cuando trabajen todos los equipos técnicos, para ver si está apto para hacerlo, o no". Por el momento, esas serían todas las medidas solicitadas por el Ministerio Público.

El caso quedó en manos del fiscal Oscar Cazenave, que dispuso que la madre del niño, que a su vez tiene un bebé recién nacido, fuera notificada por dos causas que comenzaron a tramitarse: la denuncia de la docente por la agresión y la denuncia de la directora del establecimiento escolar por presunta violencia infantil. En este último expediente, también estaría acusado el concubino de la mujer y padrastro del niño de 4 años.

El niño de 4 años quedó, por lo pronto, al cuidado de familiares cercanos. Pesa sobre la madre, y su pareja, la restricción de acercamiento con el pequeño, en principio por 10 días, que se pueden extender de acuerdo a como sigan las actuaciones.

 

Boletín de noticias