FIRMA DE CONVENIO PARA LA CREACIÓN DE LA RESERVA PRIVADA “MIGUEL FIORUCCI”

Provinciales 11 de diciembre de 2020 Por INFOTEC 4.0
Se firmó hoy la incorporación de la primera área protegida privada de La Pampa. La misma será de 816 hectáreas ubicada en Naicó, departamento de Toay.
320273_resize-of-gus_8382

La rúbrica se desarrolló esta tarde en la Subsecretaria de Ambiente de la Provincia, con la presencia del titular del área, Fabián Titarelli; el director de Áreas Protegidas, Maximiliano Gálmes y los propietarios del campo privado, Miguel y su hijo Juan Fiorucci.

De acuerdo a Ley Provincial 2651, que establece los criterios generales para la selección, el establecimiento y la gestión de las áreas protegidas en el territorio pampeano, se entiende por área protegida a un espacio terrestre o acuático o una combinación de los mismos, con límites definidos, que cuenta con algún tipo de protección legal, para conservar la diversidad biológica, los recursos genéticos, los ambientes y el patrimonio natural y cultural involucrados y que es administrada con el fin de alcanzar objetivos específicos de protección o conservación.

“Si bien tenemos creadas algunas áreas protegidas sobre tierras privadas, han sido creadas previamente por un interés particular. Pero esta área surge del propio interés de los propietarios, que además están interesados en hacer la producción normal del establecimiento y emprender algún proyecto turístico, pero  fundamentalmente realizar la conservación de la biodiversidad del lugar”, explicó Titarelli.

Además, destacó como muy importante y valorable la creación del área, debido al momento que atraviesa el planeta. “Estamos en un momento en el que tenemos que aprovechar todas las oportunidades de la conservación de la biodiversidad. Sabemos que las presiones sobre el planeta, con las actividad humanas, son cada vez mayores. Y poder iniciar un proceso de conservación en lugares donde se hace actividad productiva, es fundamental”, agregó.

En tanto, miguel Fiorucci explicó que de las 816 hectáreas, 660 aproximadamente tienen monte de caldén. “Es un bosque prácticamente virgen. Hay que cuidar las especies que están en el lugar, como el gato alpaconal, tratar de introducir alguna como el cardenal amarillo, que en este momento no hay”, afirmó.

Por último, Gálmes se refirió a transmitir la idea de conservación a otros productores. “Hay cuestiones que entran con la Dirección de Recursos Naturales que es la autoridad de aplicación, tanto de bosques como la ley de fauna. Entonces, esos proyectos específicos van por ahí. Lo que nosotros sí estamos planificando son estrategias de conservación, introducción de especies en áreas protegidas que ya se vienen llevando adelante. Lo que pasa es que trabajamos en las jurisdicciones que tenemos,como el Parque Luro, Pichi Mahuida, ahora se abre otra oportunidad”, finalizó.

Boletín de noticias