Balearon en el cuello a un joven pampeano

Nacionales 10 de enero de 2023 Por INFOTEC 4.0
Un joven santarroseño, radicado en Mar del Plata, sufrió un disparo en su cuello el domingo por la noche en medio de una pelea entre vecinos en el barrio El Progreso. Jeremías Nahuel Fredes, de 18 años, se encuentra en estado "crítico reservado" en el Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA).
1673351811277

Su madre, María de los Ángeles Canale, oriunda de Anguil, contó a LA ARENA que el último parte médico indicó que el estado de Fredes es "crítico reservado". "Durante la mañana volvió a cirugía porque el proyectil le pegó en la aorta. Ayer (por el domingo) cuando ingresó le tuvieron que hacer como un parche" para cortar la hemorragia, relató la madre. Canale detalló a LA ARENA que le realizaron una nueva intervención en el quirófano porque perdía de nuevo sangre.

Respecto al disparo, Canale recordó que ella estaba junto a su hijo y su hija: "estábamos tomando mate y pasaron cuatro individuos por el frente y empezaron a tirar piedras al auto", relató. Ella salió "para preguntar" porque tiraban piedras y observó que los cuatro jóvenes la "miraron y se reían".

Luego, a la altura de la casa de una amiga, los jóvenes observan que "sale una gallina y empiezan a correrla para llevársela". Y recordó que el marido de su amiga salió a la calle con su nieto en brazos, y al mismo tiempo, Fredes sale a la vereda preguntando que ocurrió y pidiendo regresar al interior de la casa.

Pelea.

Canale explicó que los cuatro jóvenes empezaron a correr con la gallina robada y dos hijos de los vecinos los persiguen en moto, y en ese contexto, comenzaron a agredirse a golpes e insultos y llega Fredes para calmar la situación.

Uno de los jóvenes se mete a su casa y "sale con un 22 y le gatilla en los pies a mi hijo". La madre del joven relató que el agresor gritaba "`te voy a matar'". "Mi hijo sale corriendo y en el cuarto disparo le dio en cuello y cayó de rodillas", describió.

"A mi hijo lo llevé yo al hospital, apareció un chico, que digo que Dios lo iluminó para llegar a tiempo. Lo cargamos al auto, lo llevé presionándole el cuello para que no pierda sangre, le hablaba para que se quedara conmigo, me decía 'te amo má'", relató con dolor. Cuando se dirigían al hospital un móvil policial se percató de la urgencia y "avisó a otros móviles para que abrieran el camino para llegar al HIGA".

Por otra parte, Canale afirmó que el médico de terapia intensiva les expresó que pocas personas llegan con vida al quirófano en una situación como esa. "Él en 24 horas desde que está internado soportó dos cirugías. Puede llegar a quedar con secuelas, pero le pido a Dios y a la gente que pide que mi hijo tenga vida nada más", expresó. Por último, pidió colaboración para conseguir dadores de sangre. La familia del joven santarroseño hace 12 años que está radicada en la ciudad costera.

Boletín de noticias