ATRAPARON AL PRÓFUGO QUE TIROTEÓ A UN MÓVIL POLICIAL.

Policiales 23 de julio de 2019 Por InfoTec 4.0
Fue apresado este lunes al salir de un estudio jurídico junto a dos mujeres, una de ellas su hermana. “Se tuvo que utilizar la fuerza policial porque se resistió, hubo que reducirlo”, dijo el comisario Luis Blanco.
PROFUGO

Luego de unas dos semanas prófugo, la policía detuvo este lunes por la tarde a Marcelo Trionfetti, el santarroseño de 43 años de edad acusado de haber tiroteado una patrulla policial tras una supuesta faena clandestina y durante una espectacular persecución ocurrida el pasado 6 de julio.

El jefe de la Unidad Regional I, comisario Luis Blanco, explicó a El Diario cómo fue la detención de Trionfetti. “Se lo vio ingresar a un estudio jurídico en jurisdicción de la Seccional Tercera y como tenía pedido de captura se esperó que saliera y se lo detuvo”, indicó el uniformado.

- ¿Hubo resistencia de parte del prófugo?
- Si, si...la hubo. Cuando se le atraviesa un patrullero de la Tercera con personal debidamente identificado intenta arrancar en un auto que creo que es de la hermana, un Rover de color bordó...ahí primero trabaron las puertas y no se querían bajar. Luego hubo que reducirlo y ponerse las esposas porque se resistió a la detención...empezó a forcejear y a tirar golpes de puños y patadas. También había otra mujer, además de la hermana, que intentaron entorpecer el operativo.

El estudio jurídico del que salía Trionfetti cuando fue detenido es el de la abogada Vanesa Ranocchia Ongaro. El hombre quedó alojado en la Delgación Sur y este mismo martes sería formalizado ante la Justicia.

El caso quedó en manos de la fiscala Cecilia Molinari. Ante una consulta de este diario la funcionaria judicial confirmó que este mismo martes, alrededor de las 11:00 horas, se realizará la audiencia de Formalización. El delito por el que se acusa a Trionfetti es “abigeato y atentado a la autoridad agravado por el uso de armas”.

El hecho en cuestión ocurrió el pasado 7 de julio y se inició con una persecución en la calle Tita Merello, que comienza en el Parque Industrial de Santa Rosa y llega al ejido de Toay, después continuó en la zona llamada “Las cuatro esquinas”, en cercanías del cruce de las rutas 12 y 9. Hubo 11 disparos sobre la camioneta policial.

Faena clandestina

Dos demorados, seis allanamientos y una camioneta, carne y herramientas secuestradas había sido hasta hace unos 15 días atrás el resultado de la investigación por el ataque a balazos a una patrulla policial en la zona rural de Santa Rosa.

Hasta ese momento Marcelo Trionfetti -con antecedentes en hechos similares- estaba “prófugo” y en la mira de las investigaciones policiales y la Justicia.

Los allanamientos en aquella oportunidad se realizaron en un campo sobre la Ruta Nacional Nº 5, en un stud de la calle Niotti y en una chacra de Schmidt y Ávila, en la zona este de la ciudad, propiedad de Trionfetti.

En el allanamiento en el establecimiento rural de la Ruta Nacional Nº 5, a la altura del kilómetro 596, se encontró una carabina calibre 22 y herramientas. “En el predio rural había montada una seudocarnicería, con mesas, camillas, ganchera y sierra circular”, dijo una fuente policial. Esta última estaba conectada, en funcionamiento. “Encontramos restos de vacunos coincidentes con los del hecho de Toay”, agregó esa fuente.

La veterinaria (auxiliar de la Justicia) informó que había coincidencia de “pelaje y corte” con lo secuestrado en Toay (donde se produjeron los abigeatos), aunque resta el análisis de ADN para que se convierta en una prueba indubitable.

Además, en ese campo hallaron herramientas de un robo ocurrido meses atrás en un campo de Mauricio Mayer. También una pinza de gran tamaño utilizada para cortar candados.

La camioneta utilizada en el ataque a balazos de Toay también fue secuestrada. En las averiguaciones fue clave una autoparte característica del vehículo y que se perdió en la huida: la tapa de la caja. Esta última era de color blanco. Precisamente en uno de los allanamientos se halló una camioneta blanca, a la que le faltaba la tapa.

Los pesquisas pudieron establecer que la tapa blanca que apareció en la persecución era la faltante de la camioneta.

Pero la camioneta en la que se trasladaban los atacantes era gris. La camioneta gris secuestrada tenía su tapa gris (elemento desmontable), aunque estaba sujeta con un alambre en forma improvisada. Fue en el allanamiento de la calle Niotti, en Villa Martita, donde se secuestró ese vehículo, que estaba cargado de fardos y escondido en un galpón.

En la pesquisa policial participaron la Brigada de Investigaciones y el Grupo Especial, por la gravedad de los hechos ocurridos. Se pidió la intervención de la Agencia de Investigación del Crimen (AIC) del Ministerio Público Fiscal.

Fuente El Diario

PATRULLA RURAL POLICIA PAMPEANACAZADORES ESCAPARON DE UNA PERSECUCIÓN Y BALEARON 11 VECES A UNA PATRULLA

Boletín de noticias