Policías acusados de violencia de género, obligados a entregar el arma

Provinciales 16 de febrero de 2021 Por INFOTEC 4.0
Un decreto del gobernador Sergio Ziliotto dispone ponerse a tono con normativas nacionales. Sigue en estudio el borrador para una nueva Ley 
f800x450-123327_174773_5050

El gobierno provincial decretó que los policías que tengan denuncias por episodios de violencia de género no portarán más sus armas reglamentarias.

Así lo definió un decreto del gobernador Sergio Ziliotto, a tono con una serie de medidas y políticas acordadas con el gobierno nacional. Hay en ese sentido una sintonía entre el ministro de Seguridad Horacio di Nápoli y la ministra nacional Sabina Frederic.

El gobierno pampeano prepara mientras tanto un proyecto de Ley de Seguridad Ciudadana que tendrá perspectiva de género y en Derechos Humanos, según promete el propio oficialismo.

Este decreto obliga al personal policial a entregar su arma reglamentaria si recibió alguna denuncia por violencia de género o doméstica.

Así lo determina el decreto 37 firmado el 18 de enero último por el gobernador. A nivel nacional, la resolución 471 establece la restricción del arma para el personal de las fuerzas policiales y de seguridad federales que sean denunciados por violencia de género y/o violencia intrafamiliar.

En nuestra provincia la normativa establece textualmente: "los agentes de Policía deberán proceder a la entrega inmediata del arma Reglamentaria en los siguientes supuestos: a) Cuando revistan en situación de pasiva, sin distinción de causa o motivo y encuadre legal de la misma. b) Cuando revistan en disponibilidad a excepción del supuesto previsto en el inciso 1) del artículo 119 de la Norma Jurídica de facto Nº 1034/80; c) En caso de existir afecciones psicológicas y/o psiquiátricas previa certificación emitida por profesional competente; d) Ante denuncias sobre situaciones de violencia de género o familiar".

El artículo 2 señala que "en caso de incumplimiento del deber de entrega del arma reglamentaria establecido en el artículo anterior, la Jefatura de Policía, a través de la dependencia competente, procederá a la inmediata retención del arma reglamentaria".

"En todos los casos de retención del arma, ésta deberá ser depositada y resguardada en la División Armamento y Equipos del Departamento Logística", agrega el decreto.

El reintegro del arma a los policías se realizará "una vez que cese la situación que motivó el retiro, previa intervención con informe favorable de Servicio Social D-1 y/o Servicio Médico Policial según cada caso en particular lo amerite".

Gentileza: El Diario 

Boletín de noticias