Investigan al piloto iraní por posibles vínculos terroristas

Nacionales 13 de junio de 2022 Por INFOTEC 4.0
Las inspecciones tienen que ver con una presunta vinculación del individuo con la Guardia Revolucionaria de Irán.
ARCHI_925883

El ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, aseguró que uno de los tripulantes del avión venezolano de carga que transportaba a cinco iraníes, es homónimo de un miembro de la Guardia Revolucionaria de Irán, y por lo tanto, está bajo investigación.

"Con posterioridad al ingreso se reciben, por distintos canales, información de organismos extranjeros que advertían acerca de la pertenencia de parte de la tripulación a empresas relacionadas con la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria de Irán", indicó Fernández.

El Boeing 747-3B3(M) Dreamliner de la empresa Emtrasur aterrizó el pasado lunes 6 de junio en Córdoba como consecuencia de la neblina en Buenos Aires y por la tarde, se dirigió a Ezeiza.

En el aeropuerto, la delegación fue recibida por la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), la Aduana, la Dirección de Migraciones y la Policía Federal al tener información de inteligencia aportada por distintas agencias del mundo.

Entre los tripulantes que volaban desde México había doce venezolanos y cinco iraníes a los que se les quitó el pasaporte por 72 horas, frente a una presentación elevada por DAIA.

Fuentes oficiales detallaron que el avión transportaba autopartes para una empresa automotriz, y que "se revisó la carga varias veces, pero no se encontró nada extraño y fue liberada".

Por su parte, el juez federal de Lomas de Zamora, Federico Villena, rechazó el hábeas corpus en favor de los cinco iraníes al considerar que no hubo amenazas ni restricciones a su libertad, mientras que avaló las actuaciones de la Dirección Nacional de Migraciones. Además, aceptó como querellante a la DAIA, que presentó una denuncia.

Tanto la AMIA y como la DAIA tomaron parte de la polémica al elevar la exigencia al Gobierno nacional para que esclarezca la retención del avión venezolano vinculado a la compañía iraní Mahan Air, y exigir la apertura de una investigación "exhaustiva y detallada" sobre los tripulantes.

"La retención en nuestro país de un avión operado por la empresa venezolana Emtrasur, y vinculado a la compañía iraní Mahan Air, sancionada por los Estados Unidos por sus vínculos con actividades terroristas, constituye un hecho que debe ser esclarecido con urgencia por las autoridades nacionales", reza el primer párrafo de la nota presentada.

Como respuesta, Aníbal Fernández habló del tema este lunes y confirmó que se les retuvo el pasaporte a los cinco tripulantes iraníes al tiempo que señaló que no se los privó de la capacidad del traslado.

"Se retuvieron pasaportes, no fueron privados de ir a un hotel a descansar. Nunca se les negó la capacidad de moverse en la Argentina con un permiso provisorio", contó en declaraciones radiales.

Asimismo, aseguró que el avión venezolano no cuenta con combustible y que las empresas argentinas no quieren abastecerlo "para evitar sanciones de Estados Unidos".

Boletín de noticias