Creyeron que podían resucitarlo rezando y tuvieron el cuerpo tres días en un dormitorio

Nacionales 15 de octubre de 2022 Por INFOTEC 4.0
Al no tener noticias del joven, los familiares irrumpieron en la casa y se encontraron con un escenario macabro.
chaco-20221015-1436786

Una familia guardó el cadáver de un joven de 24 años durante tres días en Chaco porque creía que podría resucitar al difunto rezando. La denuncia fue realizada por el tío, quien aseguró que, al no tener noticias del hombre, todos actuaron “de manera sospechosa”.

El joven fallecido fue identificado como Gastón Claudio Chávez, que había estado desaparecido durante unos varios días. De acuerdo con el relato de su tío, al acercarse a la casa, la familia no lo dejó ingresar.

Luego de que se realizó la denuncia, los policías se trasladaron a la casa de Gastón, en la que vivía con su madre, su hermana, su hija menor y la pareja de la madre, quienes se resistieron a que los oficiales ingresen.

Pese a la negativa de la familia y los constantes argumentos religiosos que ponía, el fiscal de turno dispuso un móvil policial en el lugar y, en horas de la madrugada, conocidos del fallecido se hicieron presentes en el hogar, ubicado en la calle Zolloff Michoff entre 6 y 7, barrio El Progreso, según la información del portal Movilero.

Las personas insistieron de forma violenta y rompieron la puerta para poder ingresar al hogar. Al entrar, se encontraron con un macabro escenario. El cuerpo de Gastón en un estado avanzado de descomposición y, en consecuencia, un olor nauseabundo.

Las pericias en Chaco
De acuerdo con la información del portal Movilero, el fiscal solicitó que un médico forense se haga presente en el lugar para poder conocer las circunstancias en las que Gastón perdió la vida y el tiempo de descomposición del cadáver.

En ese sentido, se constató que el joven había muerto tres días antes de que hallaran el cuerpo. Luego de que se realizara la autopsia, comprobaron que falleció por “muerte natural”.

 iglesia-20221015-1436788La familia es parte de una Iglesia evangélica.

“Los familiares tenían una actitud desaprensiva, no eran coherentes en sus expresiones, tenían muchas expresiones religiosas. Al consultarle sobre la persona que se buscaba, interponían a Dios en sus expresiones”, aseguró el jefe de la Comisaría de Las Breñas, Daniel Parra.

Boletín de noticias