Los delitos sexuales, por primera vez en el juicio a los represores

Provinciales 27 de abril de 2021 Por INFOTEC 4.0
La novedad de este tercer juicio es que por primera vez se incluyen delitos sexuales. Los dos casos denunciados y los imputados.
juico dictadura la pampa

La inclusión de dos casos de delitos sexuales en el juicio de la Subzona 14 III es una novedad en este tipo de debates. Se trata de dos casos, que tiene como víctimas a Antonio Nolberto Ponce y Stella Marys Barrios.

Según describió la fiscala Iara Silvestre este martes, Antonio Nolberto Ponce, fue secuestrado 1976 en la Seccional Primera. Fue sometido a fuertes sesiones de tortura en, al menos, dos oportunidades, aplicándosele picana eléctrica, prácticas de asfixia –submarino seco- y abusos sexuales. Recuperó su libertad el 9 de julio de 1976.

Durante su paso por la Seccional Primera, la propia víctima detalló que fue abusado y violado por Reinhart -entre otros- en oportunidad que fuera conducido a la la planta alta y acostado boca abajo sobre una camilla a la que fue esposado, ocasión en la que también lo golpearon y aplicaron picana eléctrica. Además de Reinhart, están imputados De Bártolo, Greppi y Baraldini.

El otro caso es el de Stella Marys Barrios. Declaró en el primer juicio y contó por primera vez lo que le hicieron. Falleció unos años después. Era estudiante de la Universidad Tecnológica Nacional de General Pico. Se presentó voluntariamente en la Comisaría de esa ciudad los primeros días de abril del año 1976 y quedó detenida; en ese lugar la esposaron y le vendaron los ojos.

Posteriormente fue trasladada a Santa Rosa, durante el viaje pidió orinar y pararon, le bajaron los pantalones y le dijeron "hacé",. Tuvo que orinar entre las risas y las burlas de esas personas. Se puso de pie esperando que alguien le subiera los pantalones pero fue rodeada y comenzaron a provocarla, primero verbal y luego físicamente.

Recibió cachetazos y la tiraron al piso, momento en el que fue abusada sexualmente con acceso carnal por parte de una de las personas que integraban ese grupo. Luego estuvo parada, sola con los ojos vendados, ignorando por cuánto tiempo permaneció en esa situación.

Estas personas regresaron y le dijeron que estaba muy comprometida, que hiciera memoria para poder salvarse. Luego siguieron viaje hasta la Seccional Primera de esta ciudad, donde compartió cautiverio con otras detenidas. En una oportunidad fue interrogada con los ojos vendados. Baraldini le comunicó que quedaba bajo el régimen de libertad vigilada. Están imputados De Bártolo, Greppi y Baraldini.

Boletín de noticias