El policía que tomó un batido y se descompensó, sigue en coma

Provinciales 10 de septiembre de 2021 Por InfoTec 4.0
El policía de Seguridad Rural que el domingo a la noche se descompensó estando en el trabajo, sigue en coma farmacológico, con asistencia respiratoria mecánica.
HOSPITAL LUCIO MOLAS
Hospital Lucio Molas de Santa Rosa

El último parte que los médicos entregaron a la familia indica que no se le están suministrando medicamentos para la intoxicación pero sí para tratar la neumonía. De hecho tuvieron que cambiarle la medicación porque la que le habían dado en un principio no había dado resultado.
 
El paciente seguía con fiebre y su sistema digestivo seguía afectado, por lo cual estaba ingiriendo muy poco alimento a través de la sonda gástrica que le colocaron con ese fin.

Por ahora no hubo novedades en la investigación respecto a cuál fue el factor que desencadenó su cuadro. El fiscal de la causa, Oscar Cazenave, estaba esperando los resultados de las pericias que se ordenaron sobre los restos del licuado que consumió antes de descompensarse.

El hecho investigado ocurrió el domingo, alrededor de las 20.40. El efectivo fue a trabajar a la sede de Seguridad Rural, donde consumió un licuado que había llevado desde su casa. Según testigos, al sentirle gusto feo, lo tiró al suelo. El can de la dependencia consumió lo que estaba en el piso, a los pocos minutos comenzó a brotarle espuma de la boca y murió.

Luego, el efectivo se descompensó y llegó a manifestar que le faltaba el aire. Sus compañeros lo subieron a una camioneta y lo trasladaron al hospital Segundo Taladriz de Toay. Allí recibió atención inmediata pero fue derivado al Molas ante la gravedad del cuadro. (La Arena)

Boletín de noticias