El policía intoxicado consumió un insecticida y detuvieron a su pareja

Policiales 10 de septiembre de 2021 Por INFOTEC 4.0
El efectivo -que sigue en coma en el Hospital Molas- habría ingerido un tóxico que estaba dentro de una botella donde tenía un batido. Ahora, apuntaron la responsabilidad a su pareja y fue detenida.
pareja detenida

La pareja del policía que se intoxicó tras ingerir un batido de banana fue detenida esta tarde en Santa Rosa. Todavía no declaró ante la Justicia y será formalizada mañana, aunque podrían acusarla de "tentativa de homicidio".

procedimiento

El efectivo, Gabriel Páez Albornoz, sigue internado en grave estado en el hospital Lucio Molas. Según pudieron determinar los investigadores, el tóxico que había ingerido es metomil, que se utiliza como insecticida. Además, la mujer, Yanina Coronel (31 años), había reconocido que fue ella quien le preparó la bebida.

Los restos de ese producto estaban tanto en la botella de donde consumió el batido como en la licuadora que ella utilizó para prepararlo. También en la vivienda que comparten había un sobre con restos del tóxico.

El fiscal Oscar Cazenave, con esa información, dispuso su detención y ahora esperará su declaración para establecer si se trató de un hecho intencional o si hubo algún tipo de descuido.

"Confirmamos que ella le preparó el batido de banana. Se analizó la licuadora y ese producto -metomil- tiene alto grado de contacto con la licuadora. El producto se vende como insecticida", confirmó Cazenave.

"La calificación la vamos a hacer mañana en la formalización, pero tenemos acreditado que ella preparó el licuado y que el producto estaba en la licuadora", advirtió el funcionario judicial.

Sobre si fue un hecho intencional o no, Cazenave fue cauto. "Por acción y omisión, la tengo que detener porque ella admite que lo preparó y el 'veneno' está en el batido. En principio estaría probado que fue un acto doloso", aseguró.

"Tenemos muchas evidencias y muchas pruebas dentro de la investigación que nos llevan a determinar que ella preparó la bebida que él ingirió. En base a presunciones, mínimamente la tengo que detener para que dé explicaciones. También encontramos algunas otras pruebas, como el sobre del producto y vestigios del producto en el lugar", agregó el fiscal.

La pareja tenía un relación "medianamente corta", con un hijo en común y estaban conviviendo.

policia con su hijo

Páez, de 37 años, había llevado la bebida desde su casa en una botella de vidrio. La consumió durante un encuentro con otros colegas del área de Seguridad Rural, dijo que estaba fea y la volcó al piso: un perro bebió de ahí y minutos después murió. Un rato más tarde, fue el policía el que se descompensó y fue trasladado de urgencia al hospital de Toay para luego ser derivado al Molas.

El jefe de Policía, Héctor Lara, contó que Páez "hace gimnasio, hace pesas, entonces estaba siguiendo una especie de dieta, con un batido de banana y algo más".

Gentileza: El diario

Boletín de noticias