Se cumplen 40 años del hundimiento del Crucero ARA General Belgrano

Nacionales 02 de mayo de 2022 Por InfoTec 4.0
El 2 de mayo de 1982, en el marco de la guerra de Malvinas, aunque fuera de la zona del conflicto, el submarino nuclear Inglés HMS Conqueror hundía el Crucero General Belgrano ocasionando la muerte a 323 Argentinos.
ARA Belgrano
ARA Belgrano

 Botado en 1938 por la Armada de los EEUU con el nombre de US Phoenix, fue uno de los pocos barcos que salió ileso del ataque a Pearl Harbor, en 1951 fue comprado por Perón para la Armada Argentina, bautizado en un principio ARA 17 de Octubre, luego del golpe de estado de 1955 fue rebautizado ARA General Belgrano.

Desde el día 28 de abril de 1982, el grupo de tareas conformado por el General Belgrano, insignia del grupo, los destructores Piedrabuena y Bouchard, mas el buque de abastecimiento Puerto Rosales se desplazaban al sur de la zona de exclusión impuesta por el Reino Unido. El poderoso submarino nuclear HMS Conqueror al mando de Chris Wreford Brown los divisó el 30 de Abril, informó su posición al comando en Londres y recibió órdenes de seguirlo.

El 1 de mayo, el capitán argentino Héctor Elías Bonzo ordenó el reabastecimiento, a las 16:02 el capitán del submarino Ingles recibió la orden de hundirlo cuando lo tenga en la mira, procedió de inmediato a disparar el primer torpedo MK-8 que impactó en el blanco produciendo una explosión que causó las primeras 270 muertes, el segundo torpedo impacto en la Proa, arrancándola por completo, el tercer torpedo no le dio al Crucero sino que golpeó al Bouchard sin explotar.

El Gral Belgrano se comenzó a inclinar a babor a razón de 1º por minuto, la evacuación se decidió a las 16:23, se arrojaron al mar los tanques de abastecimiento del helicóptero de abordo para evitar una explosión durante la operación, los heridos llegaban a cubierta llevados por sus compañeros, se arrojaron los botes salvavidas y los tripulantes saltaban a ellos desde la cubierta. Debido a la inclinación, el lado de estribor estaba muy alto, pero por los efectos del oleaje de babor a los botes les resultaba imposible alejarse de la succión del barco que se hundía indefectiblemente.

Fue allí que el Crucero Gral Belgrano entrego su último gesto, se hundió sin generar la lógica succión, ninguna balsa fue arrastrada y no hubo que lamentar más víctimas que las ocasionadas por las 2 explosiones, el capitán Bonzo fue el último en abandonar el barco. A pesar que el Piedrabuena y el Bouchard regresaron al lugar del ataque no había señales ni del barco ni de las balsas, las condiciones meteorológicas y la noche dificultaron el rescate que recién se produjo el 3 de mayo por la tarde. De las 1093 personas a bordo fallecieron 323, la mitad de todos los muertos Argentinos en el conflicto.

Boletín de noticias