El rodaje de “Top Gun: Maverick” demandó vuelos reales y duros entrenamientos

Internacionales 22 de mayo de 2022 Por InfoTec 4.0
Jon Hamm y Monica Bárbaro cuentan detalles del adrenalínico rodaje de “Top Gun: Maverick”, una secuela que, para tener el realismo que exigía su protagonista, implicó un riguroso proceso de entrenamiento militar, pero también lecciones de edición y manejo de cámaras para que los mismos actores pudieran filmar sus escenas en el aire.

“Top Gun” hizo que muchos quisieran aprender a volar. Según los diarios de la época, al año siguiente del estreno de la película, crecieron en un 500% las inscripciones para la armada estadounidense. Incluso su protagonista, Tom Cruise, se subió al avión para nunca más bajarse. Hoy es piloto profesional, tiene licencia de vuelo comercial para jets y varios tipos de naves, y hasta hace cosas como llegar a sus ‘premieres’ conduciendo su propio helicóptero. Y como el actor sabe lo que se siente estar al mando de un avión, se ha vuelto un cuidadoso estudioso de su representación en el cine. La propuesta de una secuela de “Top Gun” lo persiguió durante dos décadas, pero recién en el 2017 sintió que había tecnología suficiente para trasladar a las pantallas lo que él siente al alzar vuelo.

1 MAVERIK

Tom Cruise vuelve a ser el capitán Pete "Maverick" Mitchell en "Top Gun: Maverick", la secuela de la cinta ochentera

Para que “Top Gun: Maverick” se hiciera realidad, Tom Cruise diseñó un programa de entrenamiento especial para que los actores pudieran resistir las condiciones en las que tenía pensada la filmación, pero, además, tuvo que hacer varias postergaciones: la primera, en 2019, para hacer unas mejoras en las tomas aéreas y, la segunda, la más larga de todas, del 2020 al 2022, para que la pandemia y sus consecuencias le permitan estrenar en cines. No concebía que una historia como la que estaba preparando no se vea en pantalla grande.

El entrenamiento de Tom Cruise para el elenco no fue sencillo, llevaron durante tres meses una preparación militar que incluía un ejercicio que casi parece el título de una cinta de acción: ‘The Dunker’. Para este entrenamiento, los actores ingresaban con los ojos vendados a un dispositivo con la forma de la cabina de un avión, los ataban a sus asientos, los sumergían hasta el fondo de una piscina y le daban vuelta a la máquina. El objetivo: lograr desabrocharse, abrir la puerta y nadar hasta la superficie, simulando lo que tendrían que hacer en caso de necesitar evacuar sus aviones en el mar. ¿La razón? En esta película no se usaría CGI para recrear escenarios, iban a filmar en el aire.

2

De izquierda a derecha: Tom Cruise (Maverick), Danny Ramírez (Fanboy), Miles Teller (Rooster) y Monica Barbaro (Phoenix) en escenas de vuelo real en "Top Gun: Maverick"

Un rodaje exigente
Es por ello que otra parte importante de la estrategia de Cruise fue enseñarles a los actores a resistir las llamadas fuerzas G, que hacen que un piloto de combate sienta que su peso se multiplica entre 7 y 9 veces más en el vuelo. Son varias las anécdotas del elenco de “Top Gun: Maverick” vomitando y desmayándose por este motivo, pero tenían que hacerse fuertes para la siguiente parte del plan de Tom: enseñarles a operar cámaras y a entender cómo se ilumina y edita una escena. Una vez arriba, ellos serían sus propios directores y camarógrafos.

3

 De izquierda a derecha: Bashir Salahuddin, Miles Teller, Monica Barbaro y Lewis Pullman en "Top Gun: Maverick"

Para Monica Barbaro, quien es la primera mujer que integra el equipo de “Top Gun”, el entrenamiento ideado por Cruise cambió para siempre su forma de ver su trabajo como actriz. “Tom realmente nos llevó a otro nivel, a uno que ni sabíamos que era posible. Nos enseñó mucho sobre cómo se hacen las películas, nos enseñó a estudiarlas y también nos enseñó a volar. Él tiene esta cualidad de ver tu potencial y sacarlo de ti de una manera que genera un crecimiento muy positivo”, afirmó la actriz en una conexión vía Zoom.

4

Monica Barbaro recibe indicaciones de Tom Cruise en el set de "Top Gun: Maverick"

“En los tres años que han pasado desde que terminamos de filmar, todos hemos hecho proyectos por los que estamos muy apasionados y creo que también ahora nos comportamos de una manera diferente en el set”, añadió la actriz que interpreta a ‘Phoenix’, un personaje que espera genere también mayor interés en las mujeres aviadoras.

Ser o parecer
La historia de “Top Gun: Maverick” tiene muchas coincidencias con la original. Hay, de hecho, muchos guiños a esta: el inicio con un texto de apertura al estilo “Star Wars”, una secuencia con Tom Cruise montando su clásica Kawasaki mientras lleva la característica casaca de cuero con parches de la cinta ochentera y hasta una escena en el bar cantando “Great Balls of Fire” de Jerry Lee Lewis, esta vez con Miles Teller en el piano. Pero como dijo Joseph Kosinski, el director de la cinta, no querían que esta película se convierta en “una banda de covers de ‘Top Gun", por lo que hay también elementos que la refrescan y le dan su propia personalidad.

5

Miles Teller es 'Rooster', el hijo de 'Goose', el fallecido copiloto de 'Maverick' en la "Top Gun" original

Además de personajes como el de Barbaro, las secuencias de acción de “Top Gun” son superiores a la original. Si la ven en pantalla grande, como la autora de esta nota, sentirán todo el vértigo de volar y el sonido envolvente de las máquinas que hacen que el cuerpo se paralice en maniobras arriesgadas, como la escena del Mach 10, en la que el veterano Maverick decide llevar al extremo la velocidad de su avión, o aquella en la que desobedeciendo al almirante ‘Cyclone’, su nuevo superior, decide demostrar que puede hacer con mucha facilidad lo que le cuesta sudor y lágrimas a los jóvenes pilotos.

6

Tom Cruise protagoniza varias escenas aéreas de impacto en "Top Gun: Maverick"

Para Jon Hamm, el recordado Don Drapper de “Mad Men”, quien tiene a su cargo el rol de ‘Cyclone’ en esta secuela, el realismo por el que ha apostado Tom Cruise es algo que le agradece. “Ya no ves más ese tipo de cosas. Creo que hemos llegado al punto en el que no vemos historias de gente real con este estilo. Si se hacen, usualmente esas personas llevan puesta una capa o están tirándole un martillo a alguien”, nos dijo el ganador del Emmy, que precisamente cree que por esa razón “Top Gun: Maverick” es una cinta que le recordará a la audiencia “lo grandioso que todavía puede ser hacer películas de Hollywood”.

7

 Danny Ramírez, Glen Powell, Monica Barbaro y Lewis Pullman junto al director Joseph Kosinki en el set de "Top Gun: Maverick"

Un jefe como pocos
Y aunque un rodaje en estas condiciones parece muy complicado y exigente, todos coinciden en que una persona hizo todo más llevadero: “Tom es un tipo maravilloso, una persona y un actor generoso, ama su trabajo, ama hacer películas, es tremendamente entusiasta y ese entusiasmo es contagioso. Todo lo que quiere Tom es que todos sean excelentes y tú sabes que él trabajará tan duro como tú para lograrlo y eso es genial”, explico Hamm, quien, como muchos adolescentes ochenteros, soñaba con ser parte de “Top Gun” en aquel verano de 1986, por lo que ser parte de esta película le resulta todavía difícil de creer, más por la participación de su famoso colega.

"Tom tiene esta cualidad de ver tu potencial y sacarlo de ti de una manera que genera un crecimiento muy positivo"

“Tom es el primero en llegar al set y el último en irse, trabaja más que nadie y esa ética de trabajo se traslada de arriba a abajo, del elenco al equipo y hacía todos; todos quieren hacer el mejor trabajo que puedan porque saben lo importante que es para este tipo y nadie quiere decepcionar a un líder como él”, reflexiona Hamm sobre ese compromiso que se siente en la edición final. No es frecuente que en las secuelas no haya sabor a desgaste o que se logre ofrecer novedad sin traicionar la esencia, pero “Top Gun: Maverick” da la pelea y demuestra que Tom sigue siendo el tipo de las misiones imposibles.

Informe: El comercio

Boletín de noticias