Crece la preocupación de los varados en la Cordillera: “No tenemos agua caliente, solo apoyo psicológico”

Nacionales 10 de julio de 2022 Por INFOTEC 4.0
Hace 24 horas comenzó un temporal de nieve que azotó a cientos de vehículos. Todavía hay más de 300 personas varadas y se espera que el paso internacional quede cerrado hasta el martes.
XDZKQPOGFFDQXFKOL4XICXYVII

La situación en el paso internacional Cristo Redentor, que une Chile y Argentina, es desesperante. Hace 24 horas que el fuerte temporal de nieve no cesa y las rutas se volvieron intransitables. Por eso, más de 300 vehículos quedaron varados en alta montaña con bajísimas temperaturas y pocas provisiones.

Aunque hace pocos minutos comenzaron a despejar parte de la ruta, Vialidad Nacional desplegó un operativo para recibir varados en Uspallata y estimó que aún deben haber cerca de 400 personas que faltan evacuar. Según informaron, el paso estará cerrado hasta el martes inclusive.

“Esto pasó por la inoperancia de los coordinadores, que sabían del temporal y abrieron el paso igual”, reclamó Mario, un camionero varado en Chile, en diálogo con TN.

Mario iba camino a Mendoza y quedó en Caracoles, en el lado chileno. “Estoy a unos 6 kilómetros de cruzar. Algunos se van a refugios, pero yo no me quiero ir. Si dejas el camión solo con las temperaturas que hay, se congela y después imposible hacerlo arrancar”, sostuvo. Y agregó: “Lo pongo en marcha hasta dos horas, tengo 400 litros de combustible”.

El camionero detalló que el ejército de Chile asistió a los varados de ese paso, pero se quejó de la inoperancia de las autoridades: “Ayer de Vialidad andaba un tipo (sic) en una camioneta, con una pala echando sal, una vergüenza. No tendrían que haber abierto el paso”.

Otro caso es el de la familia González, que quedó varada en plena Cordillera de Los Andes desde ayer a la tarde. “Abrieron el paso fronterizo ayer, algo muy raro porque se sabía que venía temporal, pero uno confía en las autoridades. Veníamos bien, pasamos la Aduana de Chile y allí los carabineros nos dijeron: ‘Pasen rápido antes de que cierren’. Salimos de ahí y cuando ya estábamos en Argentina empezó el temporal. Avanzamos, pero la nieve era cada vez más intensa y un camión se rompió delante de nosotros. Pasamos las cuevas y quedamos 2 kilómetros adelante”, relató Sergio, el padre, a Diario de Cuyo.

En ese sentido, precisó que el personal de Gendarmería no les llevó ni siquiera agua, “Solo te ofrecen apoyo psicológico”. Desean que pronto pase el temporal porque les quedan pocos insumos: “Nos queda poca agua fría, agua caliente ya no tenemos. Comida tenemos como para hacernos sándwiches”.

ZJACK4GK5NGYLA75JXMEH5TH4QLa familia González, quienes todavía continúan varados en la zona cordillerana. (Foto: Gentileza Diario de Cuyo)

Para soportar temperaturas bajo cero, contó que arrancan la camioneta cinco minutos para prender la calefacción, pero lo hacen de manera intermitente para ahorrar combustible por si se extiende demasiado su estadía allí. “Esperemos que nos puedan sacar rápido. Anoche nevó muchísimo y el viento era muy fuerte. Acá hay mucha gente”, indicó.

Ximena está varada en el vehículo junto a sus dos hijas pequeñas desde las 15:00 del sábado, a 12 kilómetros de Punta de Inca. “Todavía no sabemos cómo vamos a salir”, expresó con total preocupación.

Al igual que ella, hay muchas familias con niños y deben resistir hasta que puedan evacuarlos: “Cada tanto pasa un camino a limpiar el camino. Hay gente sin combustible con bebés a bordo y no tienen calefacción”.

Recién en la tarde de este domingo, según informaron fuentes oficiales, Vialidad habría logrado abrir una brecha sacando los camiones que obstruían la ruta internacional 7 en el sector de la Curva de la Soberanía y, con mucha paciencia, empiezan a bajar los vehículos varados en la zona de Las Cuevas.

RNN6GIF7ONEELLXORDP3EPMU7YMás de 300 vehículos varados, expuestos a temperaturas bajo cero y con pocos refrigerios (Foto: Facebook).

Según precisaron, la bajada será por postas y tendrán prioridad aquellos vehículos que “estén en condiciones mecánicas para poder hacerlo con un escolta y en forma encapsulada hasta la localidad de Uspallata”. Aquellas personas que no puedan movilizar sus autos porque quedaron atascados en la nieve o porque no arrancan, serán asistidos por Gendarmería.

Pese a los intentos de poner a salvo a los cientos de varados, la Dirección de Contingencias Climáticas anticipó que las nevadas en la zona cordillerana seguirán hasta el lunes. Por lo que Vialidad deberá trabajar para sacar evacuar a la mayor cantidad de personas posible y evitar que estén otra noche expuestos a temperaturas bajo cero.

Boletín de noticias