Apareció en un baldío la beba robada en Salta

Nacionales 15 de julio de 2023 Por InfoTec 4.0
El llamado de un vecino alertó a la Policía. La chiquita fue devuelta a sus padres y buscan a una pareja que se la habría llevado del centro de salud.
BEBA APARECIDA

Tras un intenso operativo de búsqueda, la Policía de Salta encontró en las primeras horas de este sábado encontró sana y salva a la beba que había sido robada del Hospital de Tartagal a poco de nacer, situación que había puesto en marcha el operativo de búsqueda nacional Alerta Sofía. La pequeña fue hallada en un terreno baldío del barrio Roberto Romero por un vecino que escuchó su llanto, en una noche de muy baja temperatura, y de inmediato avisó a las autoridades.

La beba estaba con los lógicos síntomas de hipotermia y todavía no hay indicios sobre sus captores. De acuerdo a la denuncia realizada por los directivos del hospital, se sospecha que una pareja ingresó al centro de salud, tomó a la bebé y la vistió con una manta de color celeste antes de huir rápidamente del lugar.

“Tras un alerta de un vecino del Barrio Roberto Romero de Tartagal que escuchó llantos en un baldío, la Policía ubicó y trasladó la beba desaparecida en Tartagal. En estos momentos se evalúa su estado de salud en el hospital local”, escribieron en la cuenta de Twitter de la fuerza de seguridad.

El Ministerio de Seguridad de la Nación había emitido el Alerta Sofía el viernes por la tarde, en respuesta a la desaparición de la bebé, mientras que el Ministerio Público Fiscal de la provincia había organizado una unidad especial para investigar el caso.

La beba fue inmediatamente reconocida por sus padres y fue sometida a un examen médico para evaluar su estado de salud, que más allá de la hipotermia concluyó que estaba en buen estado general.

La beba había nacido el día anterior en el hospital Juan Domingo Perón de Tartagal. Su nacimiento todavía no se había registrado oficialmente. Sin embargo, el medio local Nuevo Diario la mencionó con el nombre de «Estrella», una vez que se dio a conocer la noticia del hallazgo. Tartagal está aproximadamente a 365 kilómetros al norte de la ciudad de Salta y a solo 50 kilómetros de la frontera con Bolivia.

La recién nacida y su madre se encontraban en una habitación de la sala de maternidad del hospital cuando ocurrió el incidente. En un momento, los padres Ángel Torres y Elsa Eugenia Abraham, fueron unos minutos al baño y notaron al regresar que la niña había desaparecido. De inmediato, informaron al personal del hospital sobre la situación.

Una médica de guardia de inmediato alertó al equipo de seguridad del hospital, además de comunicar el hecho al 911, según se detalló en un comunicado oficial. Hasta el momento, no hubo detenciones, pero se sospecha que los captores la abandonaron en ese lugar debido a la repercusión mediática que generó el caso.

La causa quedó en manos del fiscal penal 2 de Tartagal, Rafael José Medina, quien aseguró que los investigadores comenzaron a trabajar para encontrar a los sospechosos, con un identikit realizado en base al testimonio de testigos.

Además, en diálogo con El Tribuno, el abogado de la familia, Rambert Ríos, explicó que la Policía requirió perros entrenados y otro equipamiento a la policía de Tucumán, para poder determinar de qué manera y a través de qué lugar del hospital sacaron a la bebé de la habitación”.

“Lo verdaderamente preocupante es que los que somos de la zona sabemos que en media hora podemos estar en la frontera y salir del país por cualquier paso ilegal hacia Bolivia”, sostuvo el abogado. Y completó: “Hay un sistema de seguridad que ha fallado, los padres fueron al baño y en esos minutos le robaron la criatura”.

“No sé si hubo una participación del personal, pero sí una responsabilidad”, agregó.

La policía fue informada del incidente a las 7:16 a.m., tan solo 11 minutos después de que la familia descubriera que la menor había sido robada. Como resultado, se activó un operativo de búsqueda en el hospital, así como en los medios de transporte y las rutas cercanas, a cargo de la Gendarmería Nacional y la Policía Federal.

“Conforme a los dichos de la misma madre, a las 7 se había levantado hacia el baño junto con su pareja, y al volver 7.05 notaron la ausencia de la beba. También se dieron cuenta que una manta en la que estaba envuelta la niña quedo ahí y la envolvieron en una manta color azul”, narró el jefe de la Unidad Regional 4 de Tartagal, de la Policía de Salta, comisario Adrián Sánchez Rosado.

Entonces el Ministerio de Seguridad emitió la Alerta Sofía para poder dar con su paradero. “Buscamos a RN Abran, una bebé recién nacida que fue sustraída del Hospital de Tartagal, Salta. Tiene ojos negros, un lunar en la mejilla derecha, mide 50 cm y pesa 2.920 kg. En caso de contar con información que pueda resultar de ayuda, comunicarse a la línea 134″, indicaba la advertencia emitida por el organismo conducido por Aníbal Fernández.

Boletín de noticias