EN EMERGENCIA, LA JUSTICIA TRABAJÓ CON NORMALIDAD

Provinciales 18 de marzo de 2020 Por Romina Elizabeth Ledesma
Después que el Superior Tribunal de Justicia aprobará el martes una serie de “pautas de emergencia” y autorizará el trabajo a distancia, la gestión de los legajos penales, contravencionales y de ejecución penal funcionó hoy con absoluta normalidad en todas las circunscripciones, garantizándole a la ciudadanía el acceso al servicio de justicia.
Ralli casa

A su vez, el presidente del STJ, José Roberto Sappa, adelantó que se está trabajando –y se intensificará la tarea durante el fin de semana– en perfeccionar la plataforma digital de los fueros no penales, con desarrolladores propios, para ver de qué manera los magistrados, funcionarios y empleados podrían trabajar también desde sus casas para que solo el personal necesario concurra a las oficinas.

Por eso fue que, solamente para ellos (civil, laboral y familia, más mediación y la Oficina de la Mujer y Violencia Doméstica, entre otros organismos), se suspendieron los plazos procesales hasta el viernes incluido.

También Sappa detalló que se avanza en la creación de un mecanismo de inteligencia artificial que permita el acceso a la justicia a través de dispositivos móviles (celulares), a partir de una aplicación que guiará a quienes llamen –sea por voz o texto– a dónde consultar o con qué número de teléfono comunicarse.

“En esta etapa de  contención del virus debemos actuar con compromiso, solidaridad y responsabilidad social –expresó–. Que se trabaje a distancia no quiere decir que estemos de vacaciones. Por eso seguimos ocupándonos en mejorar la aplicación para mantener el acceso a la justicia vía digital”.

Todas estas medidas se están adoptando en el marco del estado de máxima alerta sanitaria en que se encuentra La Pampa, con el objetivo de prevenir la propagación del coronavirus y contribuir a preservar la salud de quienes se desempeñan en el Poder Judicial y de las personas que asisten diariamente a los juzgadores, fiscales, defensorías y el resto de los organismos.

Un ejemplo concreto de cómo funcionó el fuero penal hoy lo dio el juez de control, Néstor Daniel Ralli, quien en este contexto de emergencia y de guardias pasivas, presidió dos audiencias a primera hora en el Centro Judicial de Santa Rosa –una de formalización y otra de suspensión de juicio a prueba– y luego redactó una sentencia desde su domicilio particular.

“Quienes trabajamos en penal tenemos la ventaja de que el sistema informático de legajos funciona bien y desde hace tiempo. Yo participé de dos audiencias presenciales porque los imputados que estaban citados asistieron a ellas, pero ahora estoy acá redactando un fallo que tengo que firmar en un rato”, señaló Ralli en su domicilio particular, poco antes que se conociera la sentencia.

El magistrado dio otro ejemplo de cómo se resolvió una audiencia sin necesidad de que sea presencial. “Me avisaron que tenía que reemplazar a otro juez en una audiencia de reexamen, pero la defensora solicitó hacer su petición por escrito. Así fue que subió ese texto al sistema informático y el juez al que iba a reemplazar –que está dentro del régimen de licencias extraordinarias obligatorias– respondió al pedido desde su casa”.

Ralli casa 1
Ralli casa
Ralli audiencia
Ralli audiencia 1

Boletín de noticias