Se mantiene la prisión de Junior y los Cabrera siguen la protesta

Provinciales 11 de marzo de 2021 Por INFOTEC 4.0
La jueza Maza recibió a María Sayago, la madre del acusado. Le ratificó que el denunciado por la violación seguirá detenido. La mujer, llorando, dijo que mantenían la protesta.
padres-junior-cabrera-cuidad-judicial-jueves-1

Sayago bajó de la estructura metálica para hablar con la jueza Maza: en su lugar subió una tía del joven acusado de violación.

Carlos Cabrera y María Sayago, los padres de Junior, el joven santarroseño acusado de violación, finalmente decidieron aceptar una audiencia que les ofreció anoche la jueza Florencia Maza para este jueves a las 11:30 horas.

Cabrera y Sayago permanecen desde ayer a las 13:00 horas "trepados" a  una estructura metálica del Centro Judicial Santa Rosa, a unos 10 metros de altura.

La protesta la iniciaron luego de que la jueza Maza confirmara la detención del joven. Anoche, incluso, permanecieron en el lugar a pesar de la tormenta con lluvia y viento.

Este jueves a la mañana decidieron rechazar la reunión con la magistrada porque, según dijeron, pretendía que se hiciera en el lugar donde mantienen el reclamo, que estuviera presente la prensa y que -además- quedara grabada.

Con el correr de las horas decidieron dar marcha atrás y acordaron que baje del lugar para asistir al encuentro María Sayago, acompañada de otra hija como "testigo". En su lugar, a la estructura metálica subió una tía de Junior.

Dijeron que si no obtienen una respuesta "favorable" de Maza, van a continuar con la protesta pero con una nueva modalidad: cada dos horas treparán las rejas dos personas diferentes del entorno familiar.

Junior Cabrera (21) fue denunciado por la joven Emiliana Casal (23) por una supuesta violación. El hecho en cuestión ocurrió durante la madrugada del sábado 12 de diciembre, luego de que la víctima se quedara a dormir en el departamento del acusado junto otra hermana.

La noche se inició en el local “Tijereta”, donde se festejó un cumpleaños. Como regían los cierres temprano de la cuarentena, un grupo de 9 o 10 chicos y chicas fueron al departamento de Cabrera. Parte de ellos se fueron pero como llovía fuerte, el joven invitó a las hermanas Casal (quienes relataron que estaban borrachas) a quedarse.

Cerca de las 7 de la mañana, cuando le sonó la alarma (que usa para levantarse a estudiar), Emiliana se dio cuenta que tiene la ropa corrida. Y tuvo la certeza que la habían abusado.

Cuando se realizó la denuncia, la jueza Maza no ordenó la detención de Junior Cabrera. Pero por las críticas y una manifestación de familiares y amigas de la víctima, ordenó una detención en condiciones comunes hasta el 26 de enero: la jueza sostuvo que tenía poder económico para huir de la justicia.

En esa fecha, se renovó la detención preventiva común. Esa vez el juez Carlos Ordás firmó esa medida, porque Maza estaba de vacaciones. Ahora se debía revisar la detención: la jueza ratificó la detención ordinaria.

Gentileza: El diario

Boletín de noticias