Los exportadores no aparecieron a pesar del “dólar soja” y las reservas cayeron más de USD 400 millones en dos días

Economía 28 de julio de 2022 Por InfoTec 4.0
En el sector agropecuario la nueva opción para liquidar las exportaciones de la oleaginosa fue recibida con indiferencia.
Banco Central

Si bien la suba de los bonos de la deuda que provocaron un derrumbe del riesgo país pareció la novedad más importante del día porque llegó acompañada de posibles cambios en el gabinete donde Sergio Massa pasaría a controlar toda la economía, lo más impactante fue como el Banco Central aceleró el ritmo de devaluación en las últimas ruedas a un nivel de 80,11% anual. Ayer, el dólar mayorista subió 21 centavos a $130,91.

En el gobierno siguen pensando en tentar con estos rendimientos a los exportadores que ayer no pasaron por la plaza mayorista. En el sector agropecuario el “dólar soja” no es negocio y, mucho menos, es aceptar el dólar solidario porque tiene impedimentos serios para ganarse la diferencia vendiéndolos en el mercado del dólar MEP. El productor que hace esa maniobra no tendrá acceso al dólar mayorista para importar los insumos que necesite para sembrar.

El primer día de vigencia de la medida que rige hasta el 31 de agosto y fue presentada como una gran concesión al agro, fue de indiferencia. El único que vendía dólares era el Banco Central que tuvo que deshacerse de USD 130 millones para pagar las importaciones de energía. Las reservas bajaron USD 111 millones y quedaron en 39.352 millones. En dos días cayeron UDSD 407 millones.

Cuadro 1 
Entre rumores y la suba de tasas de Estados Unidos menor a la esperada, los inversores se abalanzaron desde el comienzo de la rueda sobre los bonos de la deuda y las acciones.

Los títulos con ley extranjera, tuvieron subas de hasta 7,15% como fue el caso del Global 2035. Los aumentos, que partieron de un piso de 3% de los bonos más influyentes en la confección del riesgo país, hicieron que retrocediera nada menos que 219 unidades (-7,55) a 2.684 puntos básicos.

También fue un éxito la colocación de bonos del Tesoro donde se llegaron a pagar tasas efectivas anuales de 92% por una Letra de Descuento que vence en octubre próximo y recaudó $120.928. Entre los dos bonos CER que vencen en enero y mayo de 2023 -una buena parte está en manos de la Anses- se alzaron con $327.212 millones. Lo cierto es que la Secretaría de Finanzas recaudó para el Tesoro $515.861 millones que permitieron cubrir los vencimientos de julio y dejaron un financiamiento neto de $318.200 millones que se utilizarán para pagar la deuda que vence en agosto.

En el mercado cambiario crecieron los negocios en el dólar contado con liquidación se operaron USD 123,6 millones porque ya las empresas ajustaron sus tenencias de Cedears y otras ignoraron directamente la directiva. De esta manera, el contado con liqui, como lo llaman en la jerga de los traders, subió $11,26 (+3,4%) a $339,40, mientras el dólar MEP perdió $1,11 (-0,3%) y cerró a $323,77. Un detalle, el contado con liqui contra bonos cotizó $7 por encima del que se operó contra acciones.

Cuadro 2

El “blue” retomó su tendencia alcista y aumentó $3 a $326.

 
La Bolsa tuvo una excelente rueda. Los montos negociados fueron récord. En acciones se operaron $3.074 millones. El S&P Merval, el índice de las acciones líderes, avanzó 5,26% en pesos y 1,8% en dólares.

Los papeles de mejor comportamiento fueron los de Central Puerto (+10,22%), BYMA (+8,02%) y Transportadora Gas del Norte (+7,29%).

Los Cedear o ADR’s -certificados de tenencia de acciones o bonos que cotizan en el exterior- operaron un récord de $12.429 millones. Lo mejor pasó por Central Puerto (+9,2%), MercadoLibre (+8,8%) y Despegar (+7,2%).

Hoy será un día de reacomodamientos tras las ganancias obtenidas. La volatilidad parece haber bajado, pero todavía los inversores se cubren porque tienen la inquietud de saber quién manejará la economía en los próximos tiempos.

Boletín de noticias