Entre acusaciones y chicanas, Lula y Bolsonaro jugaron sus últimas fichas para el balotaje del domingo

Internacionales 29 de octubre de 2022 Por InfoTec 4.0
Los aspirantes a la presidencia de Brasil discutieron a fondo los temas candentes y redoblaron sus esfuerzos por conquistar a los votantes indecisos, en el último debate a pocas horas de una elección que tendrá impacto continental.
Bolsonaro Lula

En la previa de los comicios presidenciales que tendrán lugar este domingo en Brasil, el mandatario Jair Bolsonaro y el líder del Partido de los Trabajadores (PT), Luiz Inácio Lula Da Silva, dirimieron sus diferencias en un intenso debate repleto de cruces, acusaciones y chicanas. Los aspirantes a la jefatura de Estado se esforzaron al máximo por conquistar al segmento de votantes indecisos, en la recta final del balotaje.

Pasadas las 21.30 en los estudios de la cadena O Globo comenzó el último debate antes de la segunda vuelta.

Bolsonaro 1

Si bien el encuentro se dividió en bloques con distintas consignas, se trató de un intercambio caótico, en el que se dieron muchas discusiones y los postulantes hicieron un despliegue con marcada gestualidad en el escenario.

Como el esquema lo permitió, Lula y Bolsonaro se hicieron preguntas, pero muchas no fueron respondidas, teniendo en cuenta que el moderador no estaba presente a todo momento y la pelea política tomaba cada vez más cuerpo.

"Eres un delincuente, deberías decirle al pueblo donde está tu banda, la tienes trabajando en tu campaña", acusó el presidente de Brasil a su contrincante, quien resultó victorioso en la primera vuelta del pasado 2 de octubre.

Tanto Bolsonaro como Lula tuvieron un atril para ubicarse y exponer, pero los dos se iban constantemente del lugar y se acercaban al interlocutor a la hora de responder.

En línea con sus acusaciones sobre supuestas irregularidades al Tribunal Superior de Justicia que se encarga de las elecciones, el candidato del Partido Liberal señaló: "El sistema está en mi contra".

"Se hace difícil discutir con él, con una persona que miente", retrucó Bolsonaro, quien llegó acompañado a los estudios televisivos por el ex juez Sergio Moro, quien motorizó las denuncias contra Lula por corrupción antes de que la Justicia diera marcha atrás con su condena.

Sobre el juicio al líder del PT, el referente de la ultra derecha aseguró que su oponente "llevó dinero de las obras a su bolsillo", al tiempo que enfatizó que a él "el mundo" lo recibe "con las manos abiertas".

"A Brasil le está yendo muy bien", indicó Bolsonaro, y aseguró que durante su gestión "le dio herramientas a los brasileños para la prosperidad".

Por su lado, Lula también acusó al actual presidente de "mentiroso" y subrayó que durante la administración actual "Brasil se convirtió en un paria".

"¿Cuándo va a resolver Bolsonaro el tema del hambre?", preguntó el ex mandatario, que en varias oportunidad hizo un guiño a la religión y se refirió a Dios: "Padre, perdona a los ignorantes".

El tema del hambre fue uno de los pocos que tuvo respuesta de parte del presidente de Brasil, que dijo no negar la situación de pobreza de parte de la población, pero justificó que durante su mandato tuvo lugar la pandemia de coronavirus.

"La gente vivió conmigo, por eso me dieron la victoria en el 1er round. Si hay un tipo que sabe cuidar niños, trabajadores, soy yo. Vive ofendiendo a la gente. Y no respeta la Constitución", recalcó Lula.

"Si Bolsonaro no sabe cómo responder, te doy una pista. ¿Hiciste una reforma de pensiones, y aumentaste el tiempo para que un trabajador se jubile? El jubilado también se muere de hambre, porque no hay aumento del salario mínimo", argumentó.

Lula 1

  
El aborto, otro de los ejes del enérgico debate

"Usted es abortista, Lula, siempre trabajó con eso. Diga que no tiene ningún respeto por la vida humana", arremetió Bolsonaro, abierto a la interrupción voluntaria del embarazo.

Luego de que el candidato del PT se pronunciara en contra del aborto en el tramo final de la campaña para acercarse a los sectores evangélicos, el presidente se lo echó en cara y expresó: "Lula cambia ahora dice que no es abortista. Usted no piensa en la familia ni en los niños".

"En un video de Lula de 2003, cuando asumió tuvo que hacer todo lo contrario a lo que había dicho en la campaña. Deje de mentir, vaya a casa", continuó Bolsonaro.

En respuesta, el líder de la oposición sostuvo: "Estoy en contra del aborto, mi ex mujer estaba en contra del aborto, mi mujer está en contra del aborto. Tengo cinco hijos, ocho nietos y una bisnieta".

"Quería pedirles disculpas por este comportamiento insano de quien viene gobernando Brasil hace cuatro años", finalizó Lula.

Boletín de noticias