Separan a un policía denunciado por maltrato

Policiales 06 de noviembre de 2022 Por Infotec 4.0
Un efectivo policial que cumple funciones en la dependencia de Casa de Piedra, fue separado provisoriamente de sus funciones el pasado jueves, luego de que las autoridades de un establecimiento educativo de esa localidad lo denunciaran por supuesto maltrato a su hijo menor de edad.
casa de piedra

Ante esta situación le dieron intervención a la fiscal Eugenia Bolzan, quien ordenó primero la demora del uniformado y luego su libertad, pero con restricciones de acercamiento hacia el menor.

En tanto, por cuerda interna, la Policía lo puso en pasiva a disposición del área de Servicios Sociales. El funcionario policial fue desarmado y su regreso a la actividad depende de la conclusión que tomará la Justicia en la causa penal a la que es sometido.

De acuerdo a fuentes relacionadas con este caso, la información indica que la situación decantó en la mañana del jueves en un establecimiento escolar de la villa turística ubicada en el extremo sudoeste de la provincia de La Pampa. Luego del ingreso de las y los alumnos al edificio escolar, un niño de unos 10 años de edad, le reveló a su maestra que estaba siendo agredido "en forma reiterada" por su padre, un policía de 36 años de edad.

Violencia.

También, el menor relató que tenía otras actitudes de violencia en la casa familiar. "Mi papá me pega mucho", habría confesado a la docente a cargo del grado al que concurre el niño, según indicaron voceros oficiales consultados por este diario.

Ante esta gravísima situación, las autoridades de la escuela primaria activaron en forma inmediata la llamada Guía de Actuación. Lo primero fue ponerla en conocimiento al área zonal de Coordinación (con sede en 25 de Mayo) y el Equipo Interdisciplinario.

Posteriormente, en ese marco protocolar, las autoridades escolares solicitaron la intervención del servicio de Salud Pública local para la revisión del menor. En este contexto, un profesional médico de la posta sanitaria acudió al centro educativo donde, al revisar al menor, constató lesiones en sus miembros inferiores compatibles con lo expresado por el menor, y extendió el certificado correspondiente, agregaron las fuentes.

Denuncia.

El paso siguiente de la maestra del niño y de la directora del establecimiento escolar, fue concurrir a la subcomisaria policial local, donde radicaron una denuncia penal y donde impusieron oficialmente la situación, y agregaron actas y el certificado médico pertinente.

Ante esta demanda, el encargado de esa dependencia policial, inició actuaciones judiciales en una causa caratulada "investigación preliminar", y le dio vista a la fiscal Eugenia Bolzan, del Ministerio Público Fiscal de 25 de Mayo.

La funcionaria judicial no dudó en ordenar su desarme, además de su demora y traslado a la Comisaría Departamental de la localidad veinticinqueña, cosa que ocurrió aproximadamente a las 20 horas. Posteriormente, el policía denunciado fue liberado pero se le dictaron una serie de medidas de restricción, entre ellas de acercamiento hacia el niño.

Además, en la fuerza, está a disposición del área de Servicios Sociales y en pasiva hasta que se dilucide la cuestión penal devenida de la denuncia de las autoridades escolares.

La ARENA

Boletín de noticias