La familia Cabrera levantó la protesta en el Centro Judicial

Provinciales 12 de marzo de 2021 Por INFOTEC 4.0
Será a la espera de la resolución del Tribunal de Impugnación Penal sobre la detención de Junior Cabrera, acusado de abuso sexual.
padres-junior-cabrera-cuidad-judicial-jueves-1

La familia de Junior Cabrera decidió levantar la protesta que iniciaron el miércoles en el Centro Judicial de Santa Rosa, en reclamo por la detención del joven que está imputado por el delito de abuso sexual.

Ahora esperarán la resolución del Tribunal de Impugnación Penal sobre la apelación a la resolución de la jueza Florencia Maza, quien el miércoles confirmó la prisión preventiva de Cabrera.

El miércoles, Carlos Cabrera y María Sayago (padre y madre del acusado) se habían trepado a la estructura metálica del edifició judicial reclamando que sean atendido por Maza. Allí permanecieron, a unos 10 metros de altura, "atados" a unos arneses y pasaron la noche.

Finalmente la magistrada recibió a Sayago y a una de sus hijas durante la mañana del jueves. A la protesta, en su reemplazo, se sumó una tía de Junior Cabrera.

El reclamo era para que Maza le otorgue la prisión domiciliaria al muchacho con una tobillera electrónica y pidiendo la rápida confirmación del juicio.

Maza, en una audiencia "extraordinaria" en la que participó también el fiscal Marcos Sacco y abogado de la querella, les dijo que como defensa pueden seguir incorporando pruebas al expediente y pedir que revisen su resolución: esto último, que quedará en manos del Tribunal de Impugnación Penal, fue lo que movilizó a los Cabrera a interrumpir este viernes el reclamo.

Junior Cabrera (21) fue denunciado por Emiliana Casal (23) por una supuesta violación. El hecho en cuestión ocurrió durante la madrugada del sábado 12 de diciembre, luego de que la víctima se quedara a dormir en el departamento del acusado junto otra hermana. Antes habían estado en el local "Tijereta", donde se festejó un cumpleaños. Como regían los cierres temprano de la cuarentena, un grupo de 9 o 10 chicos y chicas fueron al departamento de Cabrera y luego parte de ellos se fueron: como llovía fuerte, el joven invitó a las hermanas Casal a quedarse.

Según el relato de la denunciante, cuando se despertó a las 7 de la mañana se dio cuenta que tenía la ropa corrida y tuvo la certeza que la habían abusado.

Cuando se realizó la denuncia, Maza no ordenó la detención de Cabrera. Pero tras las críticas y una manifestación de familiares y amigas de la victima, ordenó una detención en condiciones comunes hasta el 26 de enero: la jueza sostuvo que tenía poder económico para huir de la justicia. Luego el juez Carlos Ordás, quien subrogaba a Maza porque estaba de vacaciones, renovó la detención preventiva común.

Gentileza: El diario

Boletín de noticias