En el peronismo descuentan que la militancia se movilizará ante una eventual condena a Cristina Kirchner

Nacionales 02 de diciembre de 2022 Por InfoTec 4.0
A pesar de no tener ninguna reacción definida para el próximo martes, en el PJ y La Cámpora ven difícil que la gente no salga a manifestarse a favor de la Vicepresidenta como ocurrió cuando fue el pedido de prisión de parte del fiscal Luciani.
Cristina sombra

Pese al anuncio del secretario general de ATE Capital y adjunto de la CTA de los Trabajadores, Daniel Catalano, de hacer un paro en la administración pública si el tribunal Oral Federal (TOF) N°2, que lleva adelante el juicio de la llamada Causa Vialidad, condena a Cristina Kirchner por el supuesto direccionamiento de la obra pública de la provincia de Santa Cruz hacia la empresa de Lázaro Báez, la dirigencia kirchneristas por estas horas se mantiene alerta aunque sin precisiones sobre qué hacer el martes.

Al cierre de esta nota, el PJ bonaerense que conduce el diputado nacional e hijo de la Vicepresidenta, Máximo Kirchner, no había realizado ninguna convocatoria oficial para el día en que se conozca el veredicto. Por su parte, los intendentes peronistas -que tienen fuerte presencia también en la estructura del Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires- vienen espaciando las reuniones que llevan adelante a través de “La liga de intendentes” y de desde donde sientan posiciones políticas unificadas. Sin embargo, se verán las caras este viernes pero en un acto de gestión. Será cuando el ministro de Economía de la Nación, Sergio Massa, junto a Kicillof, haga un lanzamiento del programa Precios Justos. Será con una acto desde el Salón Dorado de la gobernación en La Plata.

Lo que evalúa por estas horas la dirigencia del Frente de Todos y con epicentro en la provincia de Buenos Aires es que si hay un fallo condenatorio contra Cristina Kirchner el próximo martes, indefectiblemente habrá una reacción militante que generará movilizaciones espontáneas, como ocurrió cuando se conoció el pedido del fiscal Diego Luciani de condenar a 12 años de prisión e inhabilitación para el ejercicio de cargos públicos a la ex presidenta. “Va a ser muchísima más la gente que se acercó a la casa de Cristina aquella vez”, pronostica una fuente del peronismo bonaerense y agrega: “Si eso ocurre -un fallo condenatorio- se va a desbordar”.

Por su parte, en La Cámpora tampoco había una movilización definida para el próximo martes, aunque faltan cuatro días aún. La organización que comanda Máximo K aún pone sobre la mesa el acto del último 17 de noviembre en La Plata. “Hace pocos días 70 mil personas se acercaron a expresar su amor por Cristina”, advierten desde La Orga ante la consulta de Infobae.

Por su parte, en los últimos días, Kicillof también se refirió al proceso al que fue sometida CFK. “Me parece que ahora resta ver si le queda algo de decoro y ver si después de una causa que no tiene ningún fundamento, a pesar de las presiones mediáticas que van a recibir y a pesar de lo que han estructurado durante este tiempo, pueden simplemente hacer lo que corresponde, que es por una vez basarse en la verdad y no en procesos políticos”, dijo el gobernador a periodistas acreditados de la Gobernación bonaerense, luego de lo que había sido la última presentación de la vicepresidenta ante el tribunal que integran los jueces Jorge Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Andrés Basso.

Desde el entorno del mandatario bonaerense advirtieron que Kicillof, como cabeza del gobierno provincial, no convocará a movilizaciones pero que podría plegarse a lo que defina, por ejemplo, el PJ bonaerense.

“Si dije que este era el tribunal del lawfare, después de todo lo que me tocó vivir, este tribunal es un pelotón de fusilamiento”, fue parte de lo que dijo Cristina Kirchner el martes cuando habló por videoconferencia desde su despacho del Senado de la Nación para darle cierre a su participación en el juicio de la causa vialidad. Luego dio a conocer en sus redes sociales “Las 20 mentiras de la causa Vialidad”.

Durante todo el proceso, la ex presidenta cuestionó el rol de los fiscales, de los jueces y advirtió que la sentencia de culpabilidad ya estaba redactada antes de que empezara el juicio. “Cuando dije que la sentencia estaba escrita nunca pensé que iba a estar tan mal escrita o actuada como lo hizo la Fiscalía. Nada de lo que dijeron pudieron probarlo. Los hechos no solo eran falsos, sino que no habían existido”, cuestionó.

Boletín de noticias