Tras quedarse sin vehículos pidió permiso para ir a la escuela a caballo

Vicente es un nene de 11 años que vive con su familia en un campo de Estación Peralta, una localidad ubicada a unos 19 kilómetros de Sierra de la Ventana. Su papá y su mamá siempre lo llevaban a la escuela en auto o en camioneta, pero ambos vehículos se rompieron y se quedaron sin medios de transporte.

Notas de Color 10 de septiembre de 2023 InfoTec 4.0 InfoTec 4.0
vicente a caballo

SIERRA DE LA VENTANA | La familia creyó que Vicente iba a tener que faltar muchos días a clase porque hacer los arreglos necesarios a los vehículos implicaba mucho tiempo, pero el nene tuvo una idea que conmovió a todos: “¿Puedo ir con Pichilica?”, preguntó y cambió completamente el rumbo de la historia. "Pichilica" es su caballo y luego de que los padres hablaran con Eli, su maestra, le dieron permiso para que recorra los 8 kilómetros que separan su casa de la Escuela Rural N°45.

Lilén contó que la imagen de su hijo se viralizó en la zona porque “justo cuando iba por los caminos rurales una familia lo cruza y le saca una foto”. “Para nosotros es normal, a él le encantan los caballos y desde los 2 años anda”, dijo la mujer al medio local CNM 10.

Si bien recorre solito más de dos leguas todos los días, tanto en la escuela como en su casa están tranquilos. Cuando Vicente sale con Pichilica temprano, Lilén le manda un mensajito a la maestra, y la docente le confirma que llegó bien. Cuando termina de estudiar, vuelven a comunicarse y es la mamá la que confirma que el nene ya está en su hogar.

“Voy al tranquito, y al galope vuelvo porque estoy apurado para tomar la leche”, relató Vicente en una charla que tuvo con periodistas de FM Ciudad de Coronel Pringles. Aseguró que le encanta ir a la escuela por le “sirve para estudiar y para ser alguien en la vida”.

En esa misma conversación, el nene de 11 años contó que en su tiempo libre le ayuda con las vacas a su papá. “Lo que tenga que hacer en el campo lo hago y yo me gano mis mangos. Cuando sea grande quiero manejar tractores”, afirmó.

Fue tal la repercusión en la zona de su historia, que un escritor y profesor de música de Tandil se hizo eco y le dedicó una poesía criolla.

“Es muy grato que en el diario salga la historia ‘e Vicente, porque este joven valiente desafiando el calendario, un mensaje extraordinario nos señala con su acción. Cuando al tranco a la estación, va en su caballo a la escuela, ¡Gaucho ejemplo que interpela para hablar de educación!”, dice uno de los versos.

Lilén dijo estar orgullosa de Vicente, y también de su otro hijo. “Siempre les recalco que hay que ser humildes, buenas personas y hay que luchar por los sueños. Queremos que estudien, que terminen la escuela y vayan en busca de sus sueños. Siempre los vamos a apoyar”, expresó. 

Lo más visto