¿Vuelve "Lobo del Aire"? atentos ochentosos!!! nooooo esto es otra cosa

El vehículo volador con nombre televisivo que promete surcar el cielo a velocidad de vértigo. El UDX Airwolf no es otro más de esos prototipos que nos hablan de una movilidad futura por las nubes. Este atrevido VTOL eléctrico quiere que, además, disfrutemos pilotándolo.

Internacionales 18 de junio de 2024 InfoTec 4.0 InfoTec 4.0

CHECOSLOVAQUIA | Quienes ya tenemos una cierta edad recordamos la explosión de series televisivas de los años ochenta donde el gran protagonista era un vehículo con capacidades sobrenaturales o superheroicas. El Coche Fantástico es el primer gran ejemplo, pero tampoco nos olvidamos del Halcón Callejero ni de Airwolf, el sofisticado helicóptero de combate construido para luchar desde el aire contra el crimen organizado.

Ahora, casualidad o no, la compañía checa UDX ha repescado el nombre de este último para su gran proyecto: el UDX Airwolf, una idea de vehículo volador biplaza impulsado por potentes motores eléctricos que puede romper la tranquilidad de los cielos a más de 200 km/h.

Cuando la deportividad alza el vuelo
A simple vista el UDX Airwolf podría entenderse, más que como un coche volador, como una motocicleta voladora ya que sus dos únicas plazas se sientan en tándem a cielo abierto, con una postura para piloto y pasajero muy similar a la de un vehículo terrestre de dos ruedas.

vehículo volador
Un carenado semitransparente es la única protección para estos ocupantes, el cual termina asimismo de dar una forma de bala muy aerodinámica al cuerpo principal del vehículo. Unidos a éste por sus respectivos alerones figuran cuatro propulsores eléctricos con una potencia conjunta de 430 CV. Además de acelerar de 0 a 100 km/h en poco más de tres segundos y alcanzar una velocidad punta equivalente a 230 km/h, las cuatro hélices encapsuladas también pueden actuar individualmente para despegar y aterrizar en vertical o realizar maniobras al límite.

Por el momento, y aunque goza de la ventaja de un peso liviano de sólo 290 kg, el Airwolf posee una autonomía de vuelo aproximada de 25 minutos, lo que equivale a unos 66 km. Dejando aparte que esta cifra pudiera mejorar con futuras evoluciones, lo cierto es que estamos ante un vehículo con vocación de recreo pensado para trayectos cortos, para cuyo pilotaje sería necesario contar con una licencia de vuelo ultraligero o ULM, tal y como apuntan desde la compañía.

Te puede interesar
Lo más visto