DESESPERANTE: ELLA VIVE EN LA PAMPA, SU MAMÁ EN MENDOZA Y SU HERMANA CON UN CÁNCER TERMINAL EN SAN LUIS

Regionales 14 de octubre de 2020
La historia de Marcela Ramirez es una mas de las tantas que a lo largo y ancho del país se repiten en cuarentena. Ella vive en un campo en la zona del cruce de Ojeda y la ruta que conduce a Falucho, en La Pampa y en medio de la pandemia su familia atraviesa una difícil situación. Su hermana de 47 años que reside en Unión, San Luis padece un cáncer de mama terminal y pide poder ver a su familia, pero los protocolos complejos de cada provincia hacen casi imposible el encuentro.
IMG-20201014-WA0132
Otras épocas... las hermanas juntas luego de una operación de Mónica

Mónica fue operada por un cáncer de mamá pero lamentablemente la enfermedad ya tenía un  grado de avance muy complejo con metastasis en pulmón y hueso y  hoy postrada en una cama de su casa con oxigeno atraviesa la cruel enfermedad con la esperanza que su hermana Marcela y se mamá que reside en Bowen Mendoza puedan ir a verla. 

Para viajar Marcela necesita conseguir los permisos de ingreso a la provincia de San Luis, casi una frontera infranqueable por las duras restricciones impuestas en el territorio gobernado por Rodriguez Saa. Además debe llevar el hisopado que compruebe que no es portadora del Covid -19 y al regresar a La Pampa cumplir con la cuarentena en un hotel o donde dispongan las autoridades de Salud Pública. Todo afrontado de su bolsillo el costo económico que se estima superior a treinta mil pesos si debiera alojarse en un lugar dispuesto para tal fin. 

De acuerdo a el relato de la mujer, en el Hospital de Alta Italia le informaron que no se realizan los PCR, por lo que debería viajar hasta Realicó para llevar adelante ese trámite sanitario una vez que consiga los permisos para ingresar a San Luis. La misma situación deberá sortear su mamá desde Mendoza. 

Además de lo complejo desde el punto de vista administrativo para conseguir todas las habilitaciones, Marcela explica que no cuenta con los recursos económicos necesarios para hacer frente a todos los requerimientos y que por ello pidió asistencia al municipio de Alta Italia. Consultado por este portal su Intendente Hernán Gaggioli indicó que conoce la compleja realidad de la vecina y que están dispuestos a acompañarla con una ayuda en lo económico en caso que se lograran sortear las gestiones administrativas. 

En el mientras tanto Mónica espera por reencontrarse con sus afectos mas cercanos en un momento tan difícil.

Screenshot_20201014-210130

Boletín de noticias