En medio de la interna del Gobierno, los ministros están reunidos en la Casa Rosada

Nacionales 04 de mayo de 2022 Por Infotec 4.0
Hay cuatro ausencias. El último encuentro similar fue hace más de cinco meses. Luego de la reunión, Juan Manzur hablará en rueda de prensa.
reunion ministros

En uno de los momentos más álgidos de la interna del Frente de Todos, con profundas diferencias entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner y sin diálogo entre ambos, los ministros del Gobierno se reúnen desde primera hora de la mañana en Casa Rosada.

El Poder Ejecutivo citó a sus principales funcionarios a un encuentro que arrancó a las 7.44 en la sala Eva Perón de la sede gubernamental. El último encuentro similar se realizó hace casi seis meses, el pasado 3 de noviembre, y fue encabezado por el jefe de Gabinete, Juan Manzur, ya que el Presidente se encontraba de gira por Europa, donde participó de la Cumbre sobre Cambio Climático que se llevó a cabo en Glasgow, Escocia.

La reunión es dirigida, una vez más, por Manzur. Hasta el martes a la noche, no estaba confirmada la presencia de Alberto Fernández. Por el momento, el presidente no acudió al encuentro, aunque se considera que pueda hacerlo más tarde. Al finalizar la reunión, el jefe de Gabinete hablará en conferencia de prensa.

A su vez, los ministros Jorge Ferraresi (Desarrollo Territorial y Hábitat), Juan Cabandié (Medio Ambiente) y Matías Lammens (Deportes y Turismo) no se presentaron en la Casa de Gobierno debido a que se encuentran en respectivos viajes correspondientes a la agenda de sus carteras.

A lo largo de la semana pasada, el jefe de Gabinete mantuvo varios encuentros con varios de los ministros para repasar la gestión de cada área. Tristán Bauer (Cultura), Gabriel Katopodis (Obras Públicas) y Jaime Perczyk (Educación) pasaron por su despacho. Y finalmente, el viernes, se encontró con Juan Zabaleta, quien está a cargo de Desarrollo Social, en la sede de ese ministerio en plena avenida 9 de julio.

El encuentro entre ministros ocurre en el momento de más tensión dentro del oficialismo. El martes, Andrés Larroque, titular de la cartera de Desarrollo Social de la provincia de Buenos Aires y referente de La Cámpora, volvió a elevar el tono contra el Presidente, a quien acusó de promover el quiebre de la alianza de Gobierno y una vez más criticó a Martín Guzmán.

“Sin ningún tipo de dudas, el que fuerza la ruptura permanentemente con operaciones de desgaste sobre la figura de Cristina Kirchner y sobre el sector que ella representa es Alberto, sin ningún tipo de dudas”, disparó en declaraciones a Urbana Play.

Para el dirigente kirchnerista, los malos resultados de la economía se tradujeron en el último traspié electoral: “Tuvimos una derrota catastrófica a nivel nacional y la lectura fue que hubo un triunfo... hay un entorno de pillos que bolsiquean (sic) permanentemente a Alberto. No hay albertismo”. Y señaló a quienes “están construyendo la derrota”: “Son Guzmán, Kulfas y Moroni”.

“El Presidente está a tiempo de revertir el rumbo haciendo cambios sustanciales en el Gabinete, con esos tres nombres como fusibles”, arremetió el ministro de Axel Kicillof.

Al ser consultado sobre si el kirchnerismo puede abandonar la coalición que llegó al poder en 2019, Larroque fue contundente: “Si el Gobierno es nuestro... Nosotros constituimos esta fuerza política, lo convocamos a Alberto y ganamos las elecciones. La intención de voto mayoritaria es a Cristina. Nosotros respetamos, pero Alberto no se va a llevar el Gobierno a la mesita de luz. Acá hay un frente”.

El Presidente le respondió a Larroque en un acto que encabezó en La Pampa junto a Manzur y el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro. “Yo no soy el dueño del Gobierno, nadie es dueño del Gobierno. El Gobierno es del pueblo y nosotros solo representamos a ese pueblo. Y estoy seguro de que ese pueblo quiere que trabajemos juntos y cumplamos con las palabras empeñadas”, planteó Alberto Fernández.

Antes del acto del Presidente, Cristina Kirchner se expresó en redes sociales con un sugestivo mensaje cuyo destinario pareciera ser el propio Alberto Fernández. Recordando un encuentro de mayo de 2003 con Pilar del Río, esposa de José Saramago, la Vicepresidenta relató: “Faltaban unos días para el balotaje y la discusión durante toda la noche fue como íbamos a hacer para legitimarnos si el otro candidato renunciaba y no había segunda vuelta… Algo que finalmente ocurrió”.

Y disparó: “La pregunta era: ¿Cómo íbamos a hacer para gobernar el país después de la crisis de 2001 con apenas el 22% de los votos? Mi respuesta fue única y categórica: nos íbamos a legitimar gobernando… porque se podía ser legítimo y legal de origen y no de gestión”.

Gentileza: Infobae

Boletín de noticias