Lo que, políticamente, dejó Caldenia

Opinión 29 de junio de 2022 Por InfoTec 4.0
Ayer reflejamos la inmensa felicidad de 76 familias que recibieron la llave de su vivienda, un acontecimiento que cambia radicalmente la vida de las personas y que en una comunidad donde la demanda habitacional es una problemática creciente, la entrega de un número importante de casas es una bocanada de oxígeno, no solo para los nuevos adjudicatarios, sino para el mercado inmobiliario. Al margen de esta feliz situación, el escenario político que brindó Caldenia comienza a poner calor a lo que se viene...
Caldenia todos

NO HUBO ANUNCIOS y ese es el dato mas elocuente, el gobernador no trajo ningún "regalo" de esos que en cada visita suelen dejar cuando se quiere fortalecer a la gestión local o al menos mostrar que si el intendente es de otro color político eso "no gravita". Algunos considerarán que la reunión con ambas cooperativas para avanzar en los trámites necesarios destinados a dotar de infraestructura a los 72 terrenos que se vendieron a la Fiduciaria, podría considerarse como un anuncio, pero claro está que esa situación iba a naturalmente desandar su camino. Los discursos fueron muy formales y la simpatía limitada. Tampoco dió precisiones cuando, en la improvisada conferencia de prensa, InfoTec 4.0 le preguntó por una necesidad urgente: el pavimento. 

A Ziliotto se lo vio en varias oportunidades cercano al Diputado Facundo Sola, incluso ya sobre el final y mientras cargaba el saco en el baúl del auto que lo trasladaría nuevamente a la capital pampeana, mantuvieron una charla de unos cuantos minutos, sin interrupciones de nadie, pero a la vista de todos. El roce fue casi permanente, desde el fraternal abrazo cuando llegó, hasta el momento que le dedicó a charlar antes de despedirse para emprender regreso. De esos últimos momentos no participó Viviana Bongiovanni. 

La vereda de enfrente

En la vereda de enfrente - y es literal - la que hizo su jugada fue la ex intendente radical Roxana Lercari, impulsora del Plan Urbanistico Caldenia durante su gestión. Un día antes de la entrega habíamos intercambiado mensajes donde confirmaba la invitación formal del municipio pero ponía en duda su presencia por razones de salud. Finalmente, cuando el acto terminó, los vecinos comenzaron a dispersarse, algunos para ir a recibir sus llaves a otra vivienda destinada para la entrega restante, y otros para retratar ese grato recuerdo. Fue ahí cuando apareció la figura de la ex-mandataria que llegó mas tarde, rodeada de alguno de sus ex funcionarios pero claramente decidió no sumarse a la comitiva. Eso no limitó que los adjudicatarios, al advertir su presencia, se acercaran a saludarla y agradecer. Era inevitable, fueron "sus" elegidos. 

Otro detalle fue la desatención hacia los ex intendentes que habían sido convocados para el momento. Tanto Alicia Re, como Dario Casado que estuvieron presentes, no ocuparon un lugar destacado. Fueron invitados con una clara intención de igualar la presencia de Lercari pero quedaron "boyando". 

La innombrable

Algunos quizás habrán notado este detalle, ni el discurso de la Intendente, ni el de la adjudicataria, ni del propio gobernardor la nombró, todos lo hicieron por elevación, incluso hasta quien representó al grupo de adjudicatarios que agradeció a "quienes la iniciaron y la terminaron", aunque si destacó con nombres a Viviana Bongiovanni y Facundo Sola. La reproducción del nombre "Roxana Lercari" o fue una coincidencia o estaba previsto que no se nombrara.

Concejales molestos

Otra perlita fue la destacada participación del Jefe de Pami en la entrega de las llaves, un gesto claro del gobierno de Viviana Bongiovanni hacia "La Campora". Alexis Gonzalez entregó mas llaves que hasta los propios concejales del oficialismo, a quienes le dieron una única participación cuando los invitaron a los ocho juntos(!!!!!)  a ser participes de ese momento. Evidentemente pesó mas la "militancia política" que la tarea legislativa. 

Sobre el final y cuando el gobernador ya se había ido, hubo dos momentos que quedaron en la retina de esta observadora, el primero un público acercamiento de las ediles Vallejos y Rossi hacia donde estaba Sola que se desprendieron del grupo que venía junto  a ellas de unas cuatro personas entre las que estaba el Presidente del Concejo Hugo Mendoza, que claramente incómodo siguió su camino. 

El otro fue el autoaplauso final del gabinete municipal que posaron para la foto y festejaron el momento.  Viviana se movió siempre con su núcleo, sus secretarios y algunos de sus funcionarios predilectos, pero no se la vio integrada al gabinete provincial, mas de lo necesario. 

Boletín de noticias